También en directo
Ahora en vídeo
TOROS | 7ª de San Fermín

Pamplona se rinde a Perera

Miguel Ángel Perera salió a hombros este viernes de la plaza de toros de Pamplona. El torero extremeño cuajó a su lote de toros de Jandilla, al que cortó un total de dos orejas. También paseó un trofeo, en tono menor, Iván Fandiño.
Miguel Ángel Perera en su salida a hombros este viernes...

De 

Rotundidad aplastante. Con el toro bueno y con que no lo es. Miguel Ángel Perera sigue su temporada triunfal y sumó una nueva puerta grande en una plaza de máxima categoría. Pamplona supo ver el momento que sigue atravesando el torero extremeño y se lo llevó a hombros tras cortar una oreja a cada toro de su lote.Un buen toro fue el segundo, con la exigencia que imprime el carácter encastado y que siempre quiso todo por abajo. Miguel Ángel Perera aplicó esa fórmula, la del mando y no dudar nunca. Hubo buen trazo por ambos pitones, siempre llevando muy lejos al toro de Jandilla. Y el final, poderoso con varios circulares completos y unas manoletinas de firme planta. La oreja, de peso.En el quinto arreció la lluvia y el viento. El de Jandilla lucía dos pavorosos pitones, vueltos y astifinos. Pero no importó nada a un Perera en racha. El toro tuvo nobleza pero con el defecto de salir siempre con la cara por las nubes e intentando puntear el engaño que le presentaba el torero. Y ahí radicó el mérito de Perera. Nunca se dejó tropezar el engaño y supo conducirle con pulso y autoridad tanto en redondo como al natural. Epilogó su faena esta vez por luquesinas, pasándose la muleta de una mano a otra sin ayuda. Pinchó antes de un perfecto volapié que tiró pata arribas al toro. La oreja cayó por mayoría.Tuvo buena condición el primer toro de Jandilla. Apuntó nobleza y clase en sus embestidas. Sebastián Castella firmó una faena tan correcta como funcionarial. Todo muy templado, muy bien planteado pero en exceso frío. Además no ayudó que la primera estocada hiciese guardia.La faena al cuarto, un animal un punto más alto que el resto del encierro, siguió los mismos derroteros que el anterior. El toro tuvo nobleza aunque le costaba humillar. Castella sumó pases aprovechando la inercia del viaje del toro, pero con escaso mando. La faena no cogió vuelo nunca. Bien hechurado fue el bajo  tercero, que sin embargo no tuvo buen fondo. El toro se movió, pero le faltó clase y entrega. Se puso Iván Fandiño por el pitón izquierdo, por donde tragó bastante para ir metiendo en cintura al pupilo de Borja Domecq. Esfuerzo sin recompensa porque el toro nunca rompió.El sexto fue ese medio toro que iba y venía sin repetir en sus embestidas. Fandiño estuvo de nuevo firme con él y dejando algún muletazo aislado con profundidad, aunque faltó unidad al trasteo. Pero como mató al primer intento, a sus manos fue a parar un festivo trofeo. FICHA DEL FESTEJO Pamplona, viernes 11 de julio de 2014. 7ª de Feria. Lleno. Toros de Jandilla, bien presentados, serios de cabeza y con buenas hechuras. Desiguales de juego. El más completo, el encastado y exigente 2º. Nobles en distintos grado 1º, 4º, 5º y 6º. Deslucido el 3º. Sebastián Castella, silencio y silencio. Miguel Ángel Perera, oreja y oreja. Iván Fandiño, silencio y oreja.

Lo más visto