También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Mediodía COPE'

"Mi padre tuvo que invertir sus ahorros para pagar el Impuesto de Sucesiones y heredar"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Arantxa vive en Zaragoza con su padre y sus dos hijos en la que casa que perteneció a su abuela. Su padre, obrero de la construcción, heredó la casa de su madre tras pagar 5.200 euros de Impuesto de Sucesiones y 15.900 de plusvalía. Para ello ha tenido que emplear los ahorros de su vida para no perder la casa. Una tasa que en Comunidades como Aragón está llevando a muchas personas a la ruina  o a perder su herencia. “Mi padre tuvo que invertir los pocos ahorros de su vida para quedarse con la casa y ahora con 65 años tiene que malvivir cuando debería estar disfrutando de su jubilación”, ha denunciado Arantxa en 'Mediodía COPE'. “Si faltara mi padre me desahuciarían de mi propia casa. Tendría que pagar 89 mil euros que no tengo porque estoy divorciada con dos hijos y en paro”, ha señalado.

"Mi padre tuvo que invertir los pocos ahorros de su vida para quedarse con la casa"

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Arantxa en 'Herrera en COPE'

Precisamente este miércoles la Asociación 'Aragón Stop Sucesiones' ha entregado al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán 100.000 firmas contra este impuesto, que a partir de 2008 será el más alto de España en esta Comunidad. “Aprietan tanto y destrozan familias”, lamenta Arantxa. “Cuando nos lo dijeron fue duro porque la administración es muy fría y te bombardea con pagos”.

“Aprietan tanto y destrozan familias”

Arantxa ha explicado que la Administración les dice que se trata de “un impuesto solidario y que el 75% de la recaudación de Aragón va para el Fondo Social Estatal, algo en su opinión “vergonzoso” ya que les obligan a ser solidarios con este fondo “cuando nuestros padres no pueden ser solidarios son sus propios hijos. Es un despropósito”, ha criticado Arantxa sobre este impuesto que para un parentesco de primer grado se sitúa entre el 7 y el 34 % del valor de la herencia y que para un segundo y tercer grado se dispara por encima de esas cantidades. Es decir si un tío quiere dejar un piso a su sobrino, éste podría tener que pagar hasta el 81% del valor del inmueble.

“Todos sabemos que tenemos que pagar impuestos pero no pueden ser confiscatorios como en Aragón"

“Todos sabemos que tenemos que pagar impuestos pero no pueden ser confiscatorios como en Aragón. No nos vamos a doblegar porque las familias no merecemos salir adelante y mirar por el bienestar de nuestros hijos”, ha concluido.

Lo más visto