También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | El festejo rompió en el cuarto

Padilla, Cid y Luque, oreja en Castellón

Juan José Padilla, El Cid y Daniel Luque cortaron este jueves una oreja cada uno en el cuarto festejo de la Feria de la Magdalena, un festejo que remontó en su segunda parte después de un inicio aburrido y sin lucimiento.
Larga de Juan José Padilla durante el cuarto festejo de...
Larga de Juan José Padilla durante el cuarto festejo de la Feria de Castellón. EFE

De 

Castellón, jueves 7 de marzo de 2013. 4ª de Feria. Casi media entrada. Toros de Jandilla, segundo y tercero con el hierro de Vegahermosa, desiguales de presentación y juego. Los mejores, cuarto y quinto. Sin raza primero y segundo, inválido el tercero, y bronco el sexto. Juan José Padilla, ovación y oreja tras aviso. El Cid, palmas y oreja. Daniel Luque, silencio y oreja. Padilla toreó de capote a su primero con gusto y variedad, y protagonizó un vibrante tercio de banderillas. Muleta en mano hubo buenas y templadas tandas de derechazos en el prólogo de faena frente a un animal noble pero que acabaría apagándose, por lo que su labor perdió intensidad. En el cuarto, el mejor toro de la tarde, se vio al verdadero "Ciclón de Jerez". Padilla mostró todo su repertorio: largas cambiadas, chicuelinas, un variado y eléctrico tercio de banderillas, y una vibrante faena de muleta. Buen toreo en redondo de Padilla en los primeros compases de faena, llevando al toro largo y templado; y espectacular cierre de trasteo con circulares, martinetes de rodillas y otros desplantes que pusieron la plaza en pie. Tenía las dos orejas cortadas, pero el descabello lo dejó todo en una. "El Cid" se estrelló de bruces contra su primero, toro soso y sin raza, con el que apenas llegó a interesar a pesar del empeño que puso. Con el quinto, el otro toro bueno de la corrida, pudo desquitarse con una faena de alta nota sobre todo en el toreo al natural por donde surgieron los mejores muletazos de la tarde. Cortó una oreja. El primero de Luque, desfondado y sin fuerzas de salida, no le dejó otra que abreviar. El sexto fue toro bronco, sin clase y con genio, con el que Luque hizo un notable esfuerzo para acabar robando muletazos de notable mérito a base de firmeza y valor, que le valió para pasear un apéndice y empatar así con sus compañeros de cartel. 

Lo más visto