También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Ciclismo | Vuelta a Castilla y León

Pablo Urtasun gana al esprint la primera etapa en Castilla y León

El ciclista de Euskaltel Euskadi lidera la clasificación general después de ganar la primera etapa entre Arévalo y Valladolid.

Pablo Urtasun (ESP/Euskaltel Euskadi) ha ganado al esprint la primera etapa de la XXVIII Vuelta Ciclista a Castilla y León, tras cubrir el trayecto que une la localidad abulense de Arévalo con Valladolid (194,8 kilómetros) en 4 horas, 31 minutos y 28 segundos. Urtasun, por tanto, se ha situado como líder de la clasificación general seguido de Francesco Lasca (ITA/Caja Rural) y de Enrique Sanz (ESP/Movistar Team), a quienes aventaja en cuatro y seis segundos, respectivamente, debido a las bonificaciones, después de una etapa más tensa de lo esperado merced al viento y los abanicos.La primera jornada partió de la localidad abulense de Arévalo con un cielo despejado y una temperatura relativamente agradable para el desarrollo de una etapa eminentemente llana. De este modo, en los primeros kilómetros de trayecto se produjeron los primeros ataques, que a los diez kilómetros fraguaron la escapada del día. Luis Mas (ESP/Burgos BH-Castilla y León) y César Fonte (POR/Efapel Glassdrive) comandaron la fuga a la que se sumaron otros cinco corredores en los kilómetros siguientes: Dalivier Ospina (COL/Colombia), Kevin de Mesmaeker (BEL/Team Novo Nordisk), Pavel Kochetkov (RUS/Rusvelo), Igor Merino (ESP/Euskaltel Euskadi) y Robert Sweeting (USA/5 Hour Energy).Los siete escapados acumularon enseguida una renta de casi tres minutos con respecto al pelotón que en el kilómetro 18 ya era de cinco minutos y medio. Mientras, entre medias, Sjoerd Kouwenhoen (NED/Cyclingteam de Rijke) y Vasileos Simantirakis (GRE/SP Tableware) trataban de unirse a los fugados. El grupo perseguidor se lo estaba tomando con calma, rodando a una media de 33 kilómetros a la hora que permitió que, a los cuarenta kilómetros de carrera, a la altura de Flores de Ávila, la diferencia rozase los diez minutos.Por aquel entonces, los dos corredores intercalados fueron alcanzados por un pelotón que debía aumentar la cadencia de la pedalada si no quería que la fuga se le fuese de las manos. Y lo hizo catapultado por los equipos Movistar y Euskaltel Euskadi, que redujeron la renta obtenida por el grupo cabecero hasta los ocho minutos y medio tres kilómetros antes de alcanzar la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres.Entonces, el viento de costado hizo de las suyas y cortó el pelotón en dos grupos. El primero, que reducía diferencias con los fugados hasta los siete minutos y medio en el kilómetro 64 y estaba compuesto por 16 corredores, seis de ellos del Movistar Team, y el resto, que rodaba a ocho minutos y quince segundos de la cabeza de la carrera. El ritmo era implacable y los dieciséis perseguidores, entre los que destacaban José Joaquín Rojas, Rubén Plaza o Pablo Urtasun, pedaleaban con tesón para abortar la fuga lo antes posible. De este modo, se colocaron a poco más de cuatro minutos en el kilómetro ochenta de carrera, antes de volver a pasar por Arévalo.No obstante, antes del avituallamiento, el pelotón volvió a juntarse a medida que la diferencia con los fugados volvía a incrementarse hasta los cinco minutos y cuarenta segundos, ya por tierras vallisoletanas (kilómetro 120). Esta renta no volvería a aumentarse. Todo lo contrario. Fue reduciéndose pese a los estragos del fuerte viento de costado que soplaba a la altura de Tordesillas (Valladolid). Tres eran los minutos de ventaja que llevaban los siete fugados, quienes estaban abocados a ser cazados por un pelotón en el que Euskaltel Euskadi y Movistar Team llevaban de nuevo la voz cantante. De hecho, en el Alto de Velliza, de tercera categoría (kilómetro 166), era un minuto escaso el que la cabeza de la carrera sacaba al grupo perseguidor, que no cazó a los fugados hasta cinco kilómetros antes de la meta.Entonces empezaron los "codazos" por colocar a los mejores hombres de cara al esprint que se fraguaría en el pronunciado repecho de la calle Hernando de Acuña, en Valladolid, donde Pablo Urtasun, a unos cincuenta metros de la meta, lanzó un ataque que el italiano Francesco Lasca (ITA/Caja Rural) y Enrique Sanz (ESP/Movistar Team) no supieron contestar pese a que se vaciaron.Mañana se disputará la segunda etapa de esta Vuelta Ciclista a Castilla y León, entre la localidad vallisoletana de Urueña y la ciudad de Palencia (164,1 kilómetros).

Lo más visto