También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Otro error grave de Rubalcaba

El PSC, al romper la disciplina de voto de los socialistas y pronunciarse en el Congreso de los diputados a favor del llamado derecho a decidir de Cataluña, que no es otra cosa que su independencia, ha roto de hecho con el PSOE. Es inútil que Rubalcaba argumente que se pueden mantener los vínculos que han mantenido los dos partidos hasta el momento. Rubalcaba, en un momento de debilidad extrema, prefiere andarse con paños calientes antes que enfrentarse a los socialistas catalanes. No se da cuenta de que de este modo aumenta aún más su descrédito. Las últimas encuestas reflejan que sus votantes están muy poco a gusto con su modo de hacer oposición. Ahora su desprestigio aumentará porque el PSOE ya no es, como el mismo decía, el  partido que más se parece a España sino una formación a merced de los nacionalismos.   El socialismo catalán ha decidido jugar a la baza independentista, seguramente en contra de buena parte de sus votantes que si le dieron su confianza fue porque representaba una formación que desde la izquierda iba a hacer frente a CiU y a Esquerra. El grave problema es que estos errores pueden provocar que el socialismo, en un inmediato futuro, deje de ser alternativa de Gobierno y ceda el terreno a los nacionalistas que se convertirán, bien en solitario, bien unidos, en la primera fuerza de la oposición.