También en directo
Ahora en vídeo
Tiempo clásico en La Linterna

La Orquesta Bética de Cámara: un hermoso descubrimiento.

Toda la actualidad de la música clásica con el experto Carlos de Matesanz.
Orquesta Bética de Cámara

De 

Aunque fue fundada en 1923 por el mismísimo don Manuel de Falla, la Orquesta Bética de Cámara ha tenido una existencia azarosa, con apariciones y desapariciones, hasta su etapa actual, en que, reactivada desde 2010, lleva a cabo una temporada de conciertos estable en el Centro Cultural Cajasol de Sevilla. Sin ningún tipo de subvención pública ni ningún aporte económico privado, la orquesta se ha ido formando en un criterio de excelencia bajo la rectoría de su director titular, el británico Michael Thomas, ex-primer violín del mundialmente famoso Brodsky Quartet. Las peculiares y siempre alabadas características de belleza y transparencia de sonido de este cuarteto, el maestro Thomas las ha trasladado a las jóvenes y flexibles cuerdas de la Orquesta Bética, que son la base de una agrupación de pequeño formato pero de gran calidad. Así ha podido apreciarse en el concierto que recientemente han ofrecido en el Teatro Monumental de Madrid, con obras de Mozart, Beethoven y, cómo no, Falla, y que ha supuesto una muy agradable sorpresa para el público de la capital, que la acogió con cálidas y merecidas ovaciones.

En una ciudad como Sevilla, con un teatro de ópera de categoría –el Maestranza-, una gran orquesta sinfónica –la ROSS- y una orquesta barroca de prestigio –la OBS-, la Orquesta Bética de Cámara –cuyo repertorio bascula entre el Clasicismo y el primer Romanticismo y la música del siglo XX- viene a completar óptimamente la oferta musical sevillana, convirtiendo a la capital andaluza en una de las más interesantes de España en cuanto a actividad filarmónica propia. Pero, además, lo hace con unos precios de taquilla realmente baratos, en un local excelente y céntrico y con unos programas al alcance de todos los públicos, incluido el no iniciado. Toda la información al respecto puede encontrarse en (http://www.orquestabeticadecamara.com). Bien podemos felicitar a los sevillanos por la suerte de poder disfrutar de una agrupación de tal solvencia, a los músicos de la Orquesta Bética por su trabajo constante y comprometido y al maestro Thomas por los resultados de ese trabajo inteligentemente dirigido. Ojalá que sirva para algo; al menos, ojalá que sirva de ejemplo.

Otros músicos españoles, en disco.-

También andaluz, el granadino Pablo Heras-Casado está que no para: a sus debuts ininterrumpidos con las principales orquestas del planeta y a su reciente nombramiento como director titular de la neoyorkina Orquesta de Saint Luke’s, hay que sumar dos lanzamientos discográficos casi seguidos: dos Sinfonías de Schubert para Harmonia Mundi con la Orquesta Barroca de Friburgo y el álbum titulado “El maestro Farinelli” para Archiv-Deutsche Grammophon. Éste último es un disco muy interesante que se centra en la actividad de Carlo Broschi como empresario y los compositores más destacados que trató: Porpora, Hasse, Nebra, Conforto, Corradini, Marcolini, CPE Bach y Jomelli. Con una selección muy variada de obras nada conocidas, muy curiosas algunas y deliciosas otras, conforma Pablo Heras-Casado un menú largo y estrecho que sirve, con un indisimulado exceso de brío, al frente del prestigiosísimo –y ya de por sí brioso- Concerto Köln. El contratenor Bejun Mehta interviene en un par de arias de José de Nebra.

Con menos “despampanancia” pero no menos interés musical y artístico, el dúo de piano a cuatro manos Iberian&Klavier, formado por los pianistas y docentes Laura Sierra y Manuel Tévar, saca su primer disco. Lo hace en el sello independiente  Itinerant Classics, del que facilitamos la dirección de su web (http://www.itinerant-records.com) ya que no es un sello de circulación masiva, aunque, a juzgar por la excelente presentación del álbum, trabajen con un alto nivel de exigencia profesional. Un álbum que lleva el título “Café 1930”, una de las piezas de la “Historia del Tango” de Ástor Piazzolla, que, en versión para dúo pianístico, va incluida en el álbum junto a una obra de Manuel de Falla y tres suites de inspiración infantil que ocupan la mayor parte del disco, dándole coherencia programática: “Ma mére l’Oïe” de Maurice Ravel, “Dolly” de Gabriel Fauré y los “Comptines” de Federico Mompou. Un disco recomendable para cualquier oyente adulto, debido a lo accesible del repertorio y a la magnífica interpretación, pero también para el público infantil, para el que estas músicas fueron compuestas, y que suponen una experiencia musical mucho más útil y fructífera que las habituales simplezas que se les suele ofrecer a los niños.
Todo cuanto hasta ahora hemos reseñado, son buenas noticias para la música en nuestro país, que tanta falta hacen... A ver si va a ser verdad que en los momentos de crisis es cuando más se estimula la creatividad artística de España, porque, si es así, seguiremos dando buenas noticias de este tipo en esta sección durante bastante tiempo.

Un poco de ópera.-

También es una buena noticia que Zubin Mehta venga a dirigir “Turandot” de Puccini en el Palau de Les Arts Reina Sofía de Valencia los días 11, 13 y 15 de junio, ya que es una obra que, desde que la grabó para Decca en Londres en los años 70 con Pavarotti, la Sutherland y la Caballé –con unos resultados impresionantes- se asocia siempre con su nombre. Para esta oportunidad, se retoma una producción del propio Palau debida a artistas chinos (dirección de Chen Kaige, escenografía de Liu King y vestuario de Chen Tong Xun) a la que darán vida el tenor tinerfeño Jorge de León y las sopranos Lise Lindström y Jessica Nuccio.
Pero, para quien no pueda asistir a estas funciones, le traemos una ópera –también italiana, pero muy distinta- en DVD para disfrutarla en casa: “Beatrice di Tenda” de Vincenzo Bellini. Se trata de una grabación efectuada en 2001 en la Ópera de Zurich, dominada por la presencia siempre colosal de la gran soprano eslovaca Edita Gruberova en el papel protagonista, rodeada por un reparto discreto pero muy cumplidor (Michael Volle, Stefania Kaluza y Raúl Hernández) dirigido por el gran concertador que fue Marcello Viotti, fallecido prematuramente cuatro años después. La puesta en escena, de Daniel Schmid, anónima y modernizada –como manda la estéril moda actual- aporta poco o nada en lo visual, pero tampoco molesta. La grabación la edita el sello Arthaus, con la ventaja de traer subtítulos en español y la desventaja de ofrecer la obra –tampoco tan larga, 144’- en dos discos.

La Orquesta Bética de Cámara: un hermoso descubrimiento.

Lo más visto