También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MÁLAGA | El Ayuntamiento solo ha cobrado 58'8 millones de euros

La oposición califica de "fiasco anunciado" haber ingresádo una cuarta parte de lo previsto por convenios urbanísticos

PSOE e Izquierda Unida coinciden en reclamar al equipo de Gobierno que se revisen los convenios urbanísticos firmados en los últimos años, después de que el Ayuntamiento de Málaga solo haya logrado ingresar una cuarta parte del dinero previsto en esos acuerdos, algunos firmados en el año 2007.

La oposición municipal habla de "fracaso" y "fiasco anunciado" después de que el Ayuntamiento de Málaga solo haya conseguido ingresar una cuarta parte del dinero previsto por once convenios urbanísticos firmados desde 2007. Hasta la fecha, el Consistorio solo ha cobrado 58'8 millones de euros de los 252 millones previstos en esos convenios. Tanto PSOE como Izquierda Unida recuerdan que siempre se han opuesto a la firma de estos convenios, que suponían la venta de suelo público a empresas privadas para el desarrollo de proyectos inmobiliarios que ahora, en muchos casos, están totalmente paralizados. Critican, además, que eso impide desarrollar allí proyectos alternativos, porque a pesar de que los inversores aún no hayan pagado el dinero que deben por esos terrenos, son de su propiedad. María Gámez, portavoz municipal del PSOE, considera que estos convenios son "un blindaje para unos suelos que no dan oportunidad a ninguna otra opción, con lo cual no nos conduce a ninguna parte".Desde Izquierda Unida hablan del fracaso de una política urbanística desarrollada por el equipo de Gobierno popular al albur del boom inmobiliario. Eduardo Zorrilla, portavoz municipal de Izquierda Unida, dice que lo que "el sentido común y la sensatez no fue capaz de parar en el equipo de Gobierno, lo ha parado la crisis económica".Tanto PSOE como Izquierda Unida coinciden en que es el momento de revisar esos convenios y plantear alternativas. Por ejemplo, ante la parálisis del proyecto de las torres de Repsol, proponen una idea que vienen defendiendo desde hace años, crear allí una gran zona verde.