También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Santoral del lunes, 28 de diciembre de 2015

Octava de Navidad (IV): Los Santos Inocentes

Hoy es cuarto día dentro de la Octava de Navidad. La Iglesia continúa viviendo el Misterio de la Palabra hecha carne que ha plantado su tienda entre nosotros, contemplando su Gloria.

El Misterio del Belén que contemplamos en nuestras casa y en los templos, es el significado auténtico y verdadero gesto de entrega de Dios que viene a compartir nuestra condición humana en todo excepto en el pecado. También en este contexto d ela Llegada del Mesías, celebramos al Festividad de los Santos Inocentes. Durante el Nacimiento de Cristo reina en Judea Herodes El Grande. De ascendencia idumea es el hijo de Antípatro, rey en aquella zona. Su congratulación con Roma le hace ser instaurado como rey de los judíos, aunque es odiado por ellos. No obstante, él hace intentos de acercarse al pueblo de Israel, arreglándoles el Templo. Herodes es un hombre supersticioso que elimina a su esposa, a uno de sus hijos y a su suegra, atemorizado por posibles conspiraciones contra él. Esto nos introduce en la realidad de esta fecha porque el monarca, cuando oye la Llegada de un Mesías liberador lo interpreta como un rival que le quitará su trono, desde el punto de vista humano. Por ello, teniendo en cuenta que los Magos le han precisado que el tiempo de la estrella que les guía hacia Belén es de dos años, ordena matar en belén y sus alrededores a todos los niños de dos años para abajo, creyendo que, de esa manera, caerá entre ellos el Niño Divino.. Tal y como relata San Mateo en el Evangelio dentro de su Pasaje de la Matanza de los Inocentes. ya lo había advertido el Profeta en el Antiguo Testamento: "Una voz se oye en Ramá: Llantos y lamentos grandes. Es Raquel que llora y se lamenta por sus hijos y rehúsa el consuelo, porque ya no existen". Iconografía: Se les representa cayendo bajo la espada de la guardia de Herodes.

Lo más visto