También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Obra de Dios a través de los hombres

Recordaba el cardenal Rouco Varela en los días previos al Cónclave que la Iglesia no es el resultado de iniciativas humanas y que tampoco se sostiene sobre el poder del hombre ni sobre su capacidad organizativa, sino que procede de Jesucristo, su Cabeza y Pastor. Esto es indispensable para alejarse de especulaciones sobre el nuevo papa que los cardenales eligen plenamente conscientes de las necesidades de la Iglesia y del mundo en esta hora. El Colegio cardenalicio está compuesto por hombres con sus debilidades y sus propias opiniones, pero son personas que han consagrado su vida, libremente y por completo, al servicio de Dios y de su Iglesia como fruto de la fe que los mueve e inspira.   Cualesquiera que sean sus cualidades humanas, su formación, su personalidad y su historia, lo que domina a los cardenales electores a la hora de depositar su voto es realizar lo que Dios pide, tal como ellos lo reconocen en su conciencia. El cardenal Ratzinger decía en 1997 que el Espíritu Santo no “dicta” un nombre sino que deja mucho espacio, mucha libertad, sin abandonar nunca a los electores. La gracia y la libertad se entrelazan en este momento trascendental: lo divino a través de lo humano, así es el cristianismo. Por eso los corazones de todos los fieles acogerán con natural y sencilla alegría a quien finalmente sea anunciado urbi et orbi.

Lo más visto