También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En Borriol

El obispo de Segorbe-Castellón inicia su visita pastoral al Pla de l'Arc

El obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, ha iniciado su visita pastoral en la iglesia nueva de Borriol con una representación de las trece parroquias del arciprestazgo del Pla de l'Arc.    
  • cope.es
  • cope.es

“Yo tengo esperanza y alegría” aseguraba monseñor López Llorente con ánimo de contagiar a los fieles. Esta demarcación es una de las que más han promocionado el trabajo conjunto, y también esperan con esperanza y alegría el paso del pastor. Su misión, según el mismo obispo en la homilía, será confirmar en la fe, crear unidad y alentar a la misión. Al terminar la eucaristía, ya se ha reunido con el Consejo Arciprestal de Pastoral. Monseñor López Llorente reconocía que “son tiempos reacios, pero el Señor resucitado sigue caminando con nosotros”. Por eso, en los encuentros que mantendrá con las múltiples realidades de la parroquia, desea compartir las ilusiones y dificultades para desde ahí “renovar el compromiso comunitario ante los desafíos actuales”. El segundo objetivo que se fija es promover la unidad: “podemos tener diferentes versiones, y hablar de ellas, pero hay que converger hacia la unidad de fe, de vida y de misión para que el mundo crea que el Padre ha enviado a Jesucristo”. Así enlazaba con el tercer objetivo: “Recuperemos la fuerza de la misión desde el encuentro personal con  el Señor”. Para ello, el Obispo exhortaba a recuperar el primer anuncio cristiano, también entre los bautizados y practicantes habituales: “Nuestras comunidades necesitas ser re-evangelizadas para ser evangelizadoras, y esta misión está en vuestras manos: catequistas, visitadores de enfermos, miembros de cofradías…”. Mientras se celebraba la liturgia eucarística, fuera del templo arreciaba la lluvia hasta poco antes de la bendición final. Al concluir, los fieles volvieron a sus casas sin miedo al agua mientras mons. López Llorente comenzaba el programa de la visita con un encuentro con el Consejo Arciprestal de Pastoral, compuesto por dos representantes de Benlloch, Borriol, Cabanes, Cuevas de Vinromà, La Barona, Pobla Tornesa, San Juan de Moró, Sarratella, Sierra Engarcerán, Torre Endoménech, Vall d’Alba, Villafamés y Villanueva de Alcolea. A finales de semana estará en La Pobla y Vilafamés. La visita pastoral, que en este caso se alargará hasta febrero, es una de las obligaciones que tiene el Obispo en la propia Diócesis. El Código de Derecho Canónico determina: "El Obispo tiene la obligación de visitar la Diócesis cada año total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años visite la Diócesis entera..." (Canon, 396). La visita pastoral forma parte pues de la tradición pastoral de la Iglesia, y ha dado muchos frutos de vida espiritual en el pueblo cristiano; ayuda a construir la unidad de la Iglesia y a dotar a las comunidades cristianas y a las instituciones de la iglesia de un renovado dinamismo en la vivencia de la fe y en el compromiso de la caridad.  

Lo más visto