También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MUNDO | Con el avión malasio siniestrado en Ucrania

Obama ofrece asistencia de EE.UU. para saber "qué pasó y por qué"

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que su prioridad es averiguar si había ciudadanos estadounidenses a bordo del avión malasio siniestrado en el este de Ucrania y ofreció asistencia estadounidense para "determinar qué pasó y por qué" en el suceso.

"El mundo está siguiendo los informes de un avión de pasajeros siniestrado cerca de la frontera entre Rusia y Ucrania", dijo Obama en un discurso en el estado de Delaware."Parece que podría ser una terrible tragedia. Ahora mismo estamos trabajando para determinar si había ciudadanos estadounidenses a bordo. Esa es nuestra primera prioridad", añadió.El gobernante aseguró que su Gobierno está en contacto con el Gobierno ucraniano y ofrecerá "toda la asistencia que pueda para ayudar a determinar qué ocurrió y por qué"."Como país, nuestros pensamientos y oraciones están con todos los pasajeros y sus familiares, donde quiera que estén", concluyó el presidente en una intervención muy breve en la que no hizo referencia a las posibles causas del suceso.Obama ha pedido a su equipo que le mantenga al tanto de cualquier información relacionada con el incidente del avión y que los funcionarios estadounidenses permanezcan en contacto constante con el Gobierno de Ucrania. En una llamada telefónica, el presidente ruso, Vladímir Putin, informó a Obama de que había "informes iniciales de un avión de pasajeros estrellado cerca de la frontera entre Rusia y Ucrania", según la Casa Blanca.Según informó la emisora rusa "Eco de Moscú" en Twitter, en el Boeing-777 viajaban también 23 ciudadanos estadounidenses, pero el Gobierno de Washington no ha confirmado ese extremo. El Boeing-777 de Malaysian Airlines, en el que viajaban 295 pasajeros que cubría la ruta de Amsterdam a Kuala Lumpur, se estrelló en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos. Tras producirse el siniestro, el Gobierno de Kiev y los rebeldes prorrusos se acusaron mutuamente de haber derribado el aparato.

Lo más visto