También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Obama debe evitar la polarización

Este lunes tiene lugar la segunda parte de la  toma de posesión de Obama para su segundo mandato. Como es lógico, la expectación se ha rebajado. Pero no estamos ante cuatro años menos relevantes que los primeros de su presidencia.   Obama toma posesión en un momento en el que Estados Unidos no ha resuelto de forma definitiva la amenaza del abismo fiscal. La presidencia demócrata no llega a un acuerdo con el Congreso de mayoría republicana en el modo de reducir el gasto y evitar así un recorte automático que tendría consecuencias muy negativas para el crecimiento económico del país y de todo el mundo.   Las diferencias que parecen insalvables para superar el abismo fiscal son el síntoma de una polarización creciente en la vida y en la política de Estados Unidos que Omaba no ha remediado, más bien ha incrementado.   Esa polarización no sólo se refiere a cuestiones económicas. El presidente en su primer mandato impulsó en el ámbito social  un tipo de política con tintes radicales que cercenaba la libertad de conciencia, alejándose de la tradición estadounidense. Esta es la cuestión más decisiva del nuevo período. Pero Obama no parece dispuesto a corregir.

Lo más visto