También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Asesinados en 1936

Nules honra los restos de tres sacerdotes mártires

Después que monseñor Casimiro López Llorente, obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, verificara los restos de los Siervos de Dios en el Convento de Nules, la comitiva quedó bloqueada por la metereología.

Tuvieron que esperar un cuarto de hora para que la lluvia amainara y llegaran unos paraguas, pero en la iglesia el ambiente era de profundo respeto y recogimiento. Cuando por fin comenzó la procesión hasta la arciprestal de San Bartolomé y San Jaime, una multitud de fieles esperaba para recibir, junto a familiares aún vivos, los tres sacerdotes asesinados por odio a la fe en 1936: Vicente Llombart Nogueres, Vicente Querol Pascual y José María Gayet Safont.   El Obispo argumentó en la homilía el recuerdo de estos presbíteros: “Pertenecen a la historia de esta comunidad y no queríamos que quedasen perdidos en el tiempo”. Y aseguró que murieron en un acto de amor y perdón por confesar su fe: “Los testigos son unánimes en que los mataron por ser sacerdotes; ése fue su delito, ser sacerdotes del Señor, servidores de la comunidad católica de Nules”.   Al final de la eucaristía, se autentificaron las reliquias y se sellaron las urnas que se dispusieron junto a la imagen del Sagrado Corazón. D. Jesús Vilar, delegado para las causas de los santos, explicó que desde el 26 de septiembre tres médicos forenses examinaron los restos durante seis días. De ahí se supo que habían sido abatidos con armas de fuego, de cara y arrodillados. Mari Carmen Gayet, sobrina de uno de ellos, declaraba su emoción: “Tenía la mano como cogiendo aún el rosario. Ha sido muy emocionante y una enseñanza para vivir la fe”.   Recuperando la actualidad de su testimonio, mons. López Llorente invitó los fieles a acoger el legado de los siervos de Dios: “Dejémonos iluminar por le resplandor del rostro de Cristo como hicieron vuestros mártires. Así la comunidad católica de Nules caminará unida para anunciar la Buena Noticia a las nuevas generaciones”. Anuncio que siempre será de reconciliación: “Donde solo había odio, ellos supieron poner amor y perdón”.

Lo más visto