También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 5ª de Fallas

La nueva dimensión de Jiménez Fortes

Jiménez Fortes consiguió salir a hombros este jueves en el quinto festejo de Fallas. El malagueño cortó una oreja a cada toro de su lote y ofreció una magnífica imagen en ambos. Ferrera reapareció y se mostró templado en sus dos toros y Adame no terminó de convencer.
Jiménez Fortes en su salida a hombros este jueves en...
Jiménez Fortes en su salida a hombros este jueves en Valencia. EFE

Valencia, jueves 13 de marzo de 2014. 5ª de Fallas. Un cuarto de plaza. Toros de Fuente Ymbro, bien aunque desigualmente presentados. Al límite de la casta, flojos, aunque manejables en líneas generales. Con más clase 4º y 6º. Antonio Ferrera, silencio y saludos tras aviso. Joselito Adame, silencio y saludos. Jiménez Fortes, oreja tras aviso y oreja. Se llevó la tarde de calle. Jiménez Fortes demostró en Valencia que ha iniciado un nuevo rumbo en su carrera. Demostró que el valor sigue puesto al servicio del toreo pero evidenció un nuevo concepto, más hondo y empacado y sin obsesionarse tanto como lo hacía antes con las distancias cortas.Impactó Jiménez Fortes desde que apareció en el ruedo en un ajustado quite por chicuelinas al segundo toro. Impávido, por chicuelinas, sin un paso atrás. En el primero de su lote, también un templado y acompasado quite por verónicas en un réplica por el mismo palo a Ferrera. Y después, por estatuarios en el centro del ruedo. Sin volver la cara, sin rectificar posición. El toro cantó pronto la gallina. Le dejó Fortes el refugio en tablas para ir ligando series a más. Empaque y buen aire en todo lo que hizo el malagueño, siempre a favor del toro y enorme un circular ligado a uno de pecho que levantó al público valenciano. La estocada cayó en la yema pero tardó en caer el toro. Carretero falló con la puntilla, pero no importó para la concesión del trofeo.Brindó a Ferrera la faena del flojo sexto, un toro que sin embargo guardaba una gran nobleza y calidad en su interior. Le dio distancias y aplicó temple Jiménez Fortes en los primeros compases de la faena. A derechas, con ligazón y colocación. Después a izquierdas, con iguales armas y mayor dimensión en los muletazos. El final, a pies juntos y varios circulares que salieron limpios y larguísimos. La estocada cayó algo caída y frenó la concesión de la segunda oreja. Pero la primera supo a premio justo y de peso. Como la puerta grande conquistada.Cinco días. Ese fue el plazo de tiempo que ha necesitado Antonio Ferrera para volver a la cara del toro tras su cornada en Olivenza. Gesto de torero que no tuvo después recompensa tangible en el ruedo. Poca fortaleza tuvo el primer ‘fuenteymbro’ desde salida. Hizo el esfuerzo Ferrera de banderillear y después de ponerse en el sitio pese a que el toro se agarró al piso demasiado pronto. Le costaba un mundo moverse, y cuando lo hacía se venía rebrincado. Esfuerzo baldío del extremeño que se lo quitó pronto de en medio.Al cuarto, templadito y manejable, le faltó mayor chispa para que labor de un relajado Ferrera calase en los tendidos. Brindó al Niño de Leganés. De torero a torero. Faena correcta y por momentos relajada de un Ferrera que llegó a desmayarse en una notable tanda al natural. La gente entró más en el final del trasteo. Sin embargo, un metisaca en los bajos y un pinchazo se llevaron el posible premio.Se vino arriba el segundo de Fuente Ymbro tras dos fuertes puyazos. Se movió y embistió humillado en la muleta de un Joselito Adame que firmó un trasteo de intensidad menguante. Comenzó ligando por el pitón derecho aunque sin ninguna apretura, siempre por la periferia. Después, llegó la zurda y las desigualdades de un trasteo que no terminó de romper. No convenció tampoco Adame con el móvil quinto. Un animal al que le faltó algo de clase en sus embestidas pero con el que el mexicano volvió a estar perfilero, siempre fuera de cacho y sin terminar de meterse nunca con el toro.

Lo más visto