También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Audiencia del Papa del miércoles, 27 de noviembre de 2013.

Nuestro deseo de vivir en Cristo supera el miedo a la misma muerte

Como cada miércoles, en medio de un día soleado, en el que se dejaban notar los retazos del otoño, ya avanzado, la Plaza de San Pedro ha sido una vez más el escenario de la audiencia del Papa, a la que han asistido multitud de peregrinos. Al final, el Santo Padre ha impartido la bendición y ha hecho un resumen de su catequesis en los diversos idiomas. Hoy en el momento del Credo en el que profesamos "creo en la resurrección de la carne".
  • cope.es
  • cope.es

Durante su alocución el Papa se ha fijado en la pregunta que se hace el hombre de hoy sobre por qué sufren los niños y los indefensos y ha destacado también que el no creyente se turba ante estas preguntas y encuentra en la muerte una amenaza constante. Sin embargo, ha dicho, que el deseo de vivir en Cristo supera el mismo miedo a morir. El Pontífice ha señalado que el hecho de vivir en Cristo Resucitado es el consuelo que ilumina el hecho de nuestra muerte que no es el final del camino, sino la puerta a la vida en el Señor que, muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró la vida. Precisamente la Iglesia dice a través del Prefacio de difuntos: "Porque la vida de los que en Ti creemos, Señor, no termina, se transforma y al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en el Cielo". El Santo Padre ha invitado a estar preparados para el momento en que nos tengamos que encontrar con el Padre Celestial, para que sea une cnuetro en la paz, de plena disposición, para lo cual tendremos que estar cerca de los pobres y necesitados por el Nombre de Cristo porque cada vez que se lo hacemos a uno de estos, a Él mismo se lo hacemos. Por eso el que practica la misericordia no tiene miedo a la muerte, sino que espera estar con Cristo feliz por toda la eternidad. Posteriormente ha recordado que la solidaridad fraterna es el camino para alcanzar el Cielo, un itinerario que hay que llevar desde la Buena Nueva del Señor Jesús. Precisamente ayer, el Papa hacía público el contenido de su primera Exhortación Apostólica Evangelii Gautium (La alegría del Evangelio), después de haber hecho su entrega el domingo al terminar la Misa, como uno de los frutos del Año de la Fe.

Lo más visto