También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Ninguna apología del terrorismo en la red

El anonimato que permiten las redes sociales crea una apariencia de impunidad que los especialistas en seguridad cibernética deben perseguir y desenmascarar. Eso es precisamente lo que los especialistas que trabajan en la operación Araña han conseguido. Esta operación, iniciada en el mes de abril de 2014 y en la que trabajan las unidades de delitos cibernéticos de la Guardia Civil, ha conseguido la detención de veintitrés personas implicadas en delitos de enaltecimiento del terrorismo.Los detenidos, y los sospechosos pendientes de detención, habían difundido a través de la red mensajes difamatorios contra víctimas del terrorismo, así como proclamas que alentaban la comisión de actos terroristas. Algunos de ellos son viejos conocidos, por su vinculación a grupos cercanos al entramado etarra o por su participación en delitos de kale borroka, pero también vinculados al GRAPO y al terrorismo yihadista.Nuestra sociedad requiere mantener viva la memoria de lo que significa el terrorismo, debe proteger a las víctimas y contrarrestar el discurso de los que amparan la violencia de cualquier modo. Las redes no pueden ser un escenario de impunidad para quienes construyen el discurso de la violencia, sino un espacio de comunicación que necesita  autorregulación y control, bajo el imperio de la ley.

Lo más visto