También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El acuerdo tiene su parte positiva "pero también una menos buena"

Nagore define el acuerdo el último acuerdo sobre la PAC como un "café para todos"

En opinión del Consejero todavía hay aspectos que mejorar en la negociación

El Consejero de Agricultura ha  valorado hoy el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Arias Cañete y las Comunidades Autónomas para establecer un modelo uniforme y nacional de aplicación de la Política Agraria Común. Una especie de café para todos, según el propio Iñigo Nagore, que ha dejado medianamente satisfechas a todas las Comunidades Autónomas. A grandes rasgos, la situación va a variar poco, pero sí que algunos de esos cambios afectarán a algún sector de las rentas agrarias. En su opinión, "se ha perdido una oportunidad" para corregir "ciertas injusticias anteriores”. Para Nagore, las decisiones adoptadas en este encuentro "tienen de bueno que todo que el dinero está y que quien cobraba, va a seguir cobrando lo mismo". "Pero también hay partes negativas, como que no se ha hecho un especial esfuerzo por meter todo el sector de frutas y hortalizas o todo el vitivinícola". Con todo, el consejero ha considerado que "aún queda mucho por resolver", si bien ha augurado que "para final de año, todo estará algo más claro" para los agricultores y ganaderos. A su juicio, La Rioja "no ha salido perdiendo" de este encuentro, pese a ser la única comunidad que defendió "una postura menos conservadora". Lo que "sí ha dolido" al consejero, como ha confesado, es que se han detraído un total de 142 millones de euros del programa de apoyo al sector vitivinícola, que pasarán a integrarse en el capítulo de ayudas directas, "lo que supone, a nuestro juicio, que no va a haber dinero suficiente para otros proyectos de este programa", como la promoción o la modernización de bodegas. Descendiendo al detalle de los acuerdos, Nagore ha recalcado que, tras la decisión de aplicar un "complicado" procedimiento para regionalizar las ayudas -descendiendo a la comarca rural, de las que hay 6 en La Rioja, repartidas luego en cuatro tipos de cultivos-, "lo más importante es que un agricultor va a seguir cobrando prácticamente lo mismo". En la parte negativa, la pretensión riojana de introducir en el marco de las ayudas todo el sector de frutas y hortalizas y todo el sector vitivinícola, "que ahora no están, pero, al primar el criterio de no trasvasar fondos de una comunidad a otra, se ha previsto que los agricultores que venían cobrando, cobren lo mismo, y lo que no cobraban, no van a poder entrar a beneficiarse de los pagos".

Lo más visto