También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mari Mar Blanco en La Mañana

"Nadie puede entender que un terrorista sanguinario salga a la calle sin cumplir la pena máxima"

La presidenta de la Fundación de Víctimas del terrorismo está satisfecha con la defensa que realizó el abogado del Estado ante los jueces de Estrasburgo que deben decidir sobre la doctrina Parot.
Foto AVT.
Foto AVT.

Asegura Mari Mar Blanco, que "fué una defensa  brillante con fundamento jurídico pero también fué una exposición muy humana, en la cual apelaba justicia para las víctimas del terrorismo y apelaba a que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no permita la impunidad de los vergudos que supondría la derogación de la doctrina Parot. Por ello regresamos a España con un sentimiento muy positivo, muy optimistas y con mayor esperanza con la que fuimos a Estrasburgo".Lo que le duele a la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo es el papel del único juez español de este tribunal, por culpa del cual ahora se discute sobre si debe seguir o no vigente la doctrina Parot. "Ha ayudado muy poco porque el pasado 10 de julio sentenció la derogación de la doctrina Parot y no sólo exigía la libertad de la etarra sino que encima pedía al Gobierno que le indemnizara con 30.000 €. A parte de permitir impunidad para los terrorista encima les tenemos que pagar por habernos arrebatado a nuestros seres queridos. Flaco favor nos hizo el juez Guerra antes el resto de magistrados, era el que tenía que haber hecho mayor defensa ante el resto de jueces no sólo de cara a las víctimas del terrorismo sino de todos los españoles" dice dolida."Nadie a estas alturas podría entender que ningún terrorista sanguinario, ningún violador, ningún delincuente, salgan a la calle sin haber cumplido el tiempo máximo establecido por la ley. Nadie podría entender que una terrorista que ha cometido más de cien atentados y ha arrebatado la vida a veinticuatro personas inocentes, pueda salir a la calle sin haber cumplido un año por cada asesinato. Sería una grave injusticia y un agravio a las víctimas y una inseguridad de cara a todos los ciudadanos", insiste Mari Mar Blanco.