También en directo
Ahora en vídeo

Mundial de Alemania 2006 (Segunda Parte)

De 

Situadme donde estamos, que en esto soy nuevo... Estamos en el Mundial del 2006, terminando ya. La semana pasada hablamos de que estuvo a punto de ser el primer Mundial africano, de la eliminación de España, y de otras cositas. Hoy hay que hablar de las dos finalistas y de la famosa final en Berlín, pero antes, otros detalles de los que no nos podemos olvidar...Por ejemplo, que en Alemania sorprende la presencia de selecciones como Togo, o Angola. Togo debuta además en medio del caos más absoluto. El entrenador durante las eliminatorias, Stephen Keshi, nigeriano, es despedido por su mala relación con Adebayor. Contratan a Otto Pfister, alemán. Pero éste dimite a 4 días del debut porque la Federación no cumple su compromiso con las primas que tienen que cobrar sus jugadores.Se monta tal lío que el primer ministro de Togo viaja a Alemania para solucionar el tema, que queda resuelto justo antes de que Togo debute en su 1er Mundial. Pfister vuelve, Togo pierde los tres partidos, aunque se queda con el apoyo de la grada, de los alemanes vestidos con la vistosa camiseta de su selección.Angola suma dos empates (contra México e Irán) y después es eliminada tras perder el 3er partido contra Portugal, un partido muy emotivo: la mitad de la selección angoleña juega en su país, y la otra mitad son hijos de angoleños criados en Portugal. Incluso uno de ellos, Figueiredo, es portugués, hijo de militares pero nacido en Angola cuando todavía era colonia portuguesa. Otra presencia exótica del Mundial de Alemania es la selección de Trinidad y Tobago, entrenada por Leo Beenhakker, que obliga a sus chicos a ir al entrenamiento en bici (Dwight Yorke). Trinidad no hubiera ido a ese Mundial de no ser por la confianza ciega de Beenhakker en sus jugadores, como en Denis Lawrence, antes del partido de repesca ante Bahrein...Dennis Lawrence, el delantero de Trinidad y Tobago, marca el gol que lleva a Trinidad al Mundial. Otra presencia más inquietante que exótica en el Mundial de Alemania fue la de George W Bush, presidente de los EEUU que antes del EEUU-República Checa les da una arenga a sus chicos... que acaban perdiendo por 3-0. En el siguiente partido, EEUU consigue su único punto del Mundial, arrancando un empate a los italianos, 1-1.Mientras, con la dirección de Carlos Alberto Parreira, la vigente campeona del Mundo camina con pie firme en el torneo. Gana los 3 partidos de la primera fase, a Croacia, Australia y la Japón de Zico; se quita de en medio a Ghana en 1/8 (3-0) y se planta en cuartos de final. El problema para el campeón es que se cruza... con un bailarín...Muy lejos de jubilarse, Zinedine empieza pletórico las eliminatorias por el título, sentenciando a España al final... y contra Brasil, sigue bailando...Una exhibición de pases, toques, ruletas, llegadas y continuo peligro. Después, pasa Portugal. Y Zidane sigue bailando, también de penalti...Empieza la final contra Italia, y lo primero que hace el genio francés es inventarse un panenka para adelantar a su país...Llega el empate, la prórroga, y hemos visto al ángel... pero aún no al demonio... Durante un contragolpe de los italianos, Zidane se queda cerca del área rival. Tiene cerca a Materazzi, escucha algo, empieza a caminar hacia adelante, de repente se frena... y...Lo que no ve Horacio Elizondo, el argentino encargado de pitar la final, lo ve Medina Cantalejo, que está de 4º árbitro. Zidane expulsado y la final, a penaltis. Esa conversación entre Zidane y Materazzi fue lo más comentado durante meses...Y aún hay que hablar del futuro campeón. El futuro campeón llega con la moral por los suelos al Mundial de Alemania.Mientras Italia le está ganando 2-0 a la República Checa, clasificándose como 1ª de su grupo, el fiscal encargado de investigar el 'Moggigate' pide el descenso de Juve, Milan, Fiorentina y Lazio. Al final, sólo la Juve acaba perdiendo la categoría, y le quitan sus dos últimos títulos de Liga.Italia, ajena a ese follón, va pasando rondas, hasta toparse en las semifinales contra Alemania, a la que ha ganado en un amistoso previo. El BILD le pide a su selección que derrote a esos 'pizzeros'...Y Gattuso, que tiene familiares pizzeros trabajando en Alemania, no se lo toma muy bien. Tras una de las prórrogas más bonitas de la Historia de los Mundiales, Italia pasa a la final. Cuando acaba el partido, a Gattuso le preguntan por el éxito de su equipo. Y el bravo centrocampista italiano, que va bastante tocado de la celebración del vestuario, mira a un monitor, y dice... “Mira que soy feo. Tengo una mofeta en la cara. Esta noche me la corto, pues mira que feo soy”.Y el final de la historia es bien conocido. Gana Italia por penaltis, (de los 9 lanzados, sólo falla Trezeguet), y Cannavaro levanta la Copa subido a una tarima, al cielo de Berlín. Mientras tanto, la derrota escuece en los perdedores. Giuly y Pirés, descartados por Doménech antes del Mundial, ven clara su oportunidad y dicen que el seleccionador no les ha llamado por su signo del zodiaco...Resulta que Doménech no se fiaba de los Escorpio, Cáncer y Libra, al considerarlos "poco beneficiosos para el grupo". El único jugador de este signo que convocó era Trezeguet. Y falló el penalti de la final...Mundial de Alemania 2006 (Segunda Parte)

Lo más visto