También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SUCESOS | El indigente detenido está ingresado en el módulo penitenciario del Clínico

Multitudinaria despedida al policía apuñalado en Málaga

A las 18.00 horas tendrá lugar el funeral de Francisco Díaz, el policía nacional de 33 años apuñalado por un indigente al que iba a detener. La capilla ardiente permanece en la Comisaría Provincial.

Este jueves a las 18.00 horas tiene lugar el funeral de Francisco Díaz, el policía nacional fallecido en acto de servicio, tras ser apuñalado por un indigente al que iba a detener. A las 12.30 horas se ha instalado la capilla ardiente en la Comisaría Provincial, donde familiares, amigos y autoridades lo despiden. El agente fallecido llevaba nueve años en el Cuerpo, estaba casado y tenía una hija pequeña. Lo trasladaron al hospital en estado crítico, pero falleció un par de horas después del suceso, murió antes incluso de que pudieran operarle.  Todo ocurría en la tarde del miércoles, pasadas las 19.00 horas, en calle Frigiliana, en Carretera de Cádiz. Dos agentes se dispusieron a identificar al mendigo, con el objetivo de detenerlo, al tener en vigor una orden judicial de detención. Sin mediar palabra, sacó un arma blanca y se la clavó en el pecho a uno de los policías. Intentó huir y el agente, compañero del fallecido, le disparó para intentar reducirlo. Permanece detenido, ingresado en el módulo penitenciario del Hospital Clínico.Se trata de un indigente alemán, de 36 años, habitual de esta zona de Carretera de Cádiz, y considerado un hombre violento. De hecho, había sido detenido en varias ocasiones, una de ellas por agredir a un policía local. Vivía como okupa en un local abandonado de la calle donde se produjo el suceso. Otras dos personas que estaban en la zona durante el suceso también resultaron heridas por los disparos. Un joven de 31 años, trabajador de una carnicería, con una herida de bala en el hombro que permanece hospitalizado, se encuentra estable; y otra joven de 28 años con una herida superficial en la cabeza.Este suceso reabre un debate, una reclamación que desde hace algún tiempo realizan desde el Sindicato Unificado de Policía: que los agentes de unidades como en la que trabajaba el agente fallecido dispongan de chalecos antibalas para el ejercicio de su trabajo.