También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Datos del Banco de España

La morosidad de la banca vuelve a bajar en noviembre

La morosidad del crédito concedido por bancos en España ha mejorado y se ha situado en el 10,35 %, su tasa más baja desde julio de 2012,
La morosidad de la banca vuelve a bajar en noviembre
La morosidad de la banca vuelve a bajar en noviembre

La morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas de crédito y financieras que operan en España mejoró de nuevo en noviembre y se situó en el 10,35 %, su tasa más baja desde julio de 2012, y casi un cuarto de punto menor que el mes anterior, cuando fue del 10,56 %. Según los datos provisionales publicados por el Banco de España, la nueva caída de la mora se produce después de que los créditos impagados que acumula el sector se redujeran a finales de noviembre en más de 2.000 millones de euros, hasta los 134.109 millones, al tiempo que se elevaba el volumen de crédito concedido, de 1,334 billones de euros a 1,342 billones. También disminuyó en noviembre la morosidad de los bancos, cajas y cooperativas, excluyendo a los establecimientos financieros de crédito (EFC), ya que se situó en el 10,40 % frente al 10,61 % de octubre. En este caso también mejoró el saldo de créditos dudosos, que se redujeron a 134.109 millones desde los 136.145 millones del mes anterior. Frente a los datos de un año antes, noviembre de 2014, la morosidad de la banca española disminuyó en casi dos puntos y medio, ya que entonces se situaba en el 12,75 %. En el caso de los establecimientos financieros de crédito (EFC), la morosidad repitió tasa por tercer mes consecutivo, el 8,69 %, lo que supone que sigue siendo el ratio de impagos más bajo desde marzo de 2012. La cartera crediticia de estas entidades, cuyo principal negocio es la financiación de grandes bienes de consumo como automóviles, muebles, aparatos electrónicos o electrodomésticos, aumentó ligeramente en unos 100 millones de euros, hasta los 38.131 millones, igual que ocurrió los dos meses anteriores. También aumentaron los impagos, pero muy poco, apenas 8 millones (hasta 3.312 millones), lo que permitió mantener la tasa invariable