También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

No es momento de euforias

De 

La prima de riesgo marcó ayer un mínimo que no se conocía desde el rescate de Irlanda en 2010. La diferencia del interés entre la deuda alemana y la deuda española se ha reducido al entorno de los 325 puntos básicos. Todo ello a pesar de la instabilidad creada por el resultado de las elecciones italianas. Hay varios factores que explican lo que está sucediendo. Como señalaba Draghi este jueves, la estabilidad ha vuelto al euro. El apoyo del BCE a los países con dificultades, iniciada el pasado verano, está dando resultados. Se recupera la confianza en España después de una reducción drástica del déficit público en un tiempo récord. La seriedad en política económica da resultados. Pero hay que tener en cuenta otros elementos. Los mercados tienen su propia dinámica muchas veces separada de la economía real. Y en este momento hay un exceso de liquidez, los inversores buscan productos en los que invertir. Y los activos españoles, tanto de renta variable como de renta fija, están baratos. Es muy bueno que hayamos recuperado la confianza. Pero así como la desconfianza no significaba que estuviéramos al borde de la quiebra, estos datos no significan que la recuperación y la creación de empleo estén cerca. Europa tiene una tasa de paro por encima del 11 por ciento. El sur necesita políticas de estímulo. Había motivos más que suficientes para bajar los tipos.

Lo más visto