También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El método del abrazo, lo último para pinchar a los niños

Punción
 
  • Agencia EFE

Una enfermera de urgencias pediátricas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Montse de Prada, ha ideado un procedimiento que facilita las punciones a los niños cuando es necesario cogerles una vía o extraerles sangre: un sencillo abrazo.

Se trata de realizar la punción con el pequeño abrazado a la persona que le acompaña, generalmente madre o padre, porque así deja sus brazos en la espalda de esta persona, que puede abrazarle con fuerza mientras el personal sanitario le coge la mano y le pincha.

Un comunicado del Colegio de Enfermería explica que De Prada descubrió el sistema hace año y medio con un pequeño al que en camilla no era posible realizarle una punción y desde entonces lo aplican seis enfermeras de la unidad de urgencias pediátricas del CHN.

"Hasta ahora, teníamos que inmovilizar al niño en la camilla. Si se oponía, para pincharle era necesario que le sujetaran dos y, según la edad, hasta tres compañeras" y ahora la enfermera no necesita más ayuda que la de la auxiliar que se ocupa del material.

En este tiempo la experiencia les ha demostrado que la "técnica Deprada", como ellas la han bautizado, resulta efectiva para reducir el estrés del menor.

Según la edad, le dicen que va a sentir como un pellizco, no un pinchazo, porque esta palabra "les horroriza", y cuando lo notan, al sentirse protegidos, reaccionan con mucha más tranquilidad, a lo que también ayuda el hecho de que se les hace apoyar la cabeza en el hombro contrario al que trabaja la enfermera, por lo que la cabeza de quien le abraza impide que vea el procedimiento.

La "técnica Deprada" tiene otras ventajas además de necesitar menos personal, como que los padres estén más tranquilos y por lo tanto sea más fácil su colaboración.

Lo más visto