También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Estudio de la Fundación Mapfre

¿Menor sólo en casa? Riesgo de sufrir accidentes

Uno de cada diez niños de menos de 12 años se queda solo en casa en algún momento y, de ellos, más del 11 por ciento tiene menos de 7 años, a pesar de que aumenta el riesgo de sufrir accidentes, una de las tres primeras causas de muerte en menores de 14 años.
Cartel de Solo en Casa
Cartel de Solo en Casa

Así se desprende de un estudio de la Fundación Mapfre, realizado por 204 pediatras que trabajan en centros de salud de todas las comunidades autónomas, que recogieron 1.726 cuestionarios con los datos aportados por las familias de niños que tuvieron al menos un accidente (excluidos los de tráfico) en los últimos doce meses.El informe señala que la cifra media es de dos accidentes por niño y año, y revela la relación que existe entre permanecer solo en casa y sufrir un siniestro (1,059 frente a 0,841).Antonio Guzmán, director del área de salud y prevención de la Fundación Mapfre asegura que "las intoxicaciones son más frecuentes entre los niños de 2 años; los atragantamientos, quemaduras y ahogamientos entre los niños de entre 2 y 4 años y a partir de los 5 años el accidente más común son las caídas y los golpes"."Los accidentes en las edades más tempranas se producen en el hogar y después se van trasladando a la calle" explica Antonio Guzman quien no sale de su asombro ante el siguiente dato "lo que llama poderosamente la atención es que los padres no sepan a que teléfono hay que llamar para pedir auxilio".Golpes contra objeto, persona o animal, caídas y cortes o pinchazos son los accidentes más frecuentes tanto dentro como fuera del hogar, mientras que quemaduras, intoxicaciones (medicamentos y productos de limpieza) y atragantamientos son más comunes en casa.Estos últimos accidentes, junto a los ahogamientos (principalmente en piscinas privadas), aunque no son tan habituales, son muy graves y se dan en mayor medida en niños más pequeños, por debajo de los 2-3 años. El estudio destaca que seis de cada diez accidentes se producen fuera del hogar (fundamentalmente en la escuela y en lugares de ocio) y un 42,8 % en casa, en la que el salón es el lugar más frecuente (32 %). Cada año se producen en España alrededor de 400.000 accidentes en menores de 14 años, de los que 150 son mortales, según los últimos datos del INE. De éstos, unos 60 son de tráfico, 40-45 por ahogamiento o atragantamiento y 15 a causa de caídas, de  ellos, la mayoría se pueden evitar con medidas de prevención, recuerda Antonio Guzmán. "Los niños se caen por las ventanas y por las escaleras, se queman, meten los dedos en los enchufes y se intoxican con medicamentos y productos de limpieza", no podemos olvidarlo dice Guzmán porque "los niños se accidentan porque son curiosos, no tienen miedo quieren investigar e inspeccionar e imitan a los padres". Por ello, tapar enchufes, proteger estufas, no dejar al alcance de los pequeños productos que pueden ser tóxicos o vallar las piscinas son algunas de las medidas que se deben poner en práctica para evitar los accidentes infantiles y que se incluyen en un decálogo elaborado por la AEPap, que será distribuido en los centros de salud de toda España.De hecho, cuando se les pregunta a las familias sobre el motivo por el que se produjo el siniestro, la mayoría (44 %) considera que se debió al azar o la casualidad, un 21 % señala a la imprudencia o temeridad del niño y solo un 14 % admite que puso ser un descuido o distracción del cuidador. Un 25 % de los padres cree que sus hijos tienen personalidad o conducta de riesgo, en cuyo caso la media de accidentes es mayor. Frente al dato de que el 18 % de las familias desconoce a qué teléfono debe llamar en caso de emergencia, el informe desvela las buenas prácticas que siguen como asegurarse de que los juguetes y las zonas de juego estén adaptadas a la edad de los menores. Al contrario de la mayoría de los estudios publicados, en éste no se han encontrado diferencias entre niños y niñas, ni en el número ni en el tipo de accidentes. Los que más siniestros sufren son los segundos de dos hermanos (32,2 %), seguidos de los hijos únicos (27,4 %), y también los niños que toman medicación de forma habitual. El 72 % de los niños necesitaron atención médica, que recibieron mayoritariamente en un centro de salud, y un 4 % fueron ingresados en un hospital.¿Menor sólo en casa? Riesgo de sufrir accidentes