También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Sufrió un brote psicótico

El menor de la ballesta pasa la noche en un hospital infantil

Hay versiones contradictorias sobre el menor de trece años que este lunes agredió con una ballesta y un cuchillo a profesores y compañeros. Algunos dicen que era un joven normal, otro aseguran que era aficionado a las armas,  que hablaba de irse al ejército y cuando volviera matar. Ta,bién se sabe que su familia era 'normal', padre profesor y madre médico.
Varias personas depositan flores y velas a las puertas del...
Varias personas depositan flores y velas a las puertas del Instituto de Educación Secundaria Joan Fuster. EFE

Desde el hospital no se ha querido decir nada sobre cómo ha pasado el niño esta primera noche, ni sobre cuándo será sometido a un reconocimiento psiquiátrico para establecer qué pudo pasar para que irrumpiera armado en el centro educativo y matara a un profesor y causara heridas a otras cuatro personas. En torno al caso hay un hermetismo institucional total porque el alumno, que ayer logró ser reducido por otro docente del instituto después del ataque, es un menor de 13 años y se está protegiendo al máximo su privacidad, como es preceptivo en estos casos. La consellera de Enseñanza, Irene Rigau, explicó ayer que en el expediente del niño "no constaba" ningún problema mental, aunque "las primeras indicaciones permiten decir que se podría tratar de un brote psicótico". Por su parte, fuentes de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat (DGAIA) han asegurado que no se dará ninguna información, más allá de lo que ayer comunicó a los medios sobre este caso la directora general, Mercè Santmartí. Santmartí se limitó a explicar el protocolo al que se someten en estos casos los menores de 14 años que, por ley, "son inimputables", por lo que no pueden ser detenidos ni juzgados. El protocolo consiste en hacer un seguimiento al menor con el trabajo de profesionales educativos y psicólogos que puede durar "tanto tres sesiones como diez", y siempre con una segunda valoración antes de dar por acabado el tratamiento Respecto a si la DGAI quitará la custodia a los padres, desde este organismo se ha recordado que en general, ante un hecho similar, si las capacidades parentales de la familia son correctas, no se quita la custodia a los padres, y que sólo se hace si se detecta que hay un riesgo en el seno de la familia.El menor de la ballesta pasa la noche en un hospital infantil

Lo más visto