También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Madrugada. Lunes 28 de enero de 2013

Memoria para no repetir los horrores del pasado

De 

El siglo XX, que muchos recordarán en los libros como el siglo del progreso tecnológico, pasará también a la historia como el siglo de las dos grandes guerras mundiales. En ese contexto, y entre las ideologías ateas que con mayor ahínco sembraron la destrucción, el nazismo encuentra un lugar particularmente destacado. Pero debe ser un lugar para la vergüenza, que no para el olvido, porque como ha destacado el Papa este domingo, en la Jornada en recuerdo del Holocausto de las víctimas del nazismo, la memoria de esa terrible e inmensa tragedia debe representar para todos una advertencia constante, para que no se repitan los horrores del pasado. Ahora que conmemoramos el cincuenta aniversario del Concilio Vaticano II es un buen momento para recordar la Declaración “Nostra Aetate”, que marcó un importante punto de inflexión en la relación de la Iglesia con las religiones no cristianas. A pesar de la leyendas negras que han sido construidas sobre falsedades, la Iglesia explicitó ya allí, en el año 1965, que reprobaba cualquier persecución contra los hombres, y en concreto, deploraba los odios, las persecuciones y las manifestaciones de antisemitismo de cualquier tiempo y persona contra los judíos. Aunque no de manera exclusiva, la barbarie nazi golpeó, sobre todo, al pueblo judío. Nuestros hermanos mayores en la fe, como los llamó Juan Pablo II, sufrieron de manera particular la locura que históricamente ha perseguido al hombre cuando ha querido prescindir de Dios, convirtiéndose en una especie de superhombre. La historia no engaña y al pretender eliminar a Dios, el hombre ha terminado eliminando al propio hombre de la faz de la tierra. En ese origen de la tragedia es donde debemos fijarnos. Es el mejor camino para que se supere toda forma de odio y de racismo y se promuevan de verdad el respeto y la dignidad de la persona humana.

Lo más visto