También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El técnico evita el victimismo

Mel: "Parece que estamos en la cafetería de un tanatorio"

Pepe Mel sabe que mantenerse vivo en la Copa del Rey será una misión muy complicada. El 2-0 de la ida dificultará mucho el pase a semifinales. Si a eso se le añade la enorme lista de bajas con las que cuenta, el duelo ante el Atleti queda atrapado por el pesimismo. Mel ha querido animar al grupo. Y lo ha hecho con una frase de su cosecha: "Parece que estamos en la cafetería de un tanatorio, pero la temporada es muy buena".

Pese a todas las dificultades, Mel no quiere dar la eliminatoria copera por perdida: "Tenemos capacidad para remontar el partido. ¿Pesimismo en la eliminatoria? Yo también lo sería en otra posición. Es normal, es muy difícil. Tenemos que hacer dos goles y que el Atlético se quede a cero. Intentaremos hacerlo bien más allá del resultado, y siempre que ha sido así nos ha ido bien". El técnico asume la realidad, pero no acepta a los pesimistas: "Parece que estamos en la cafetería del tanatorio. Estamos haciendo una muy buena temporada y una buena Copa del Rey. El beticismo es inteligente, sabe lo que hay; por ejemplo, empatar ante el Athletic no es un demérito, fue un punto meritorio. El aficionado sabe que tiene que ir al Villamarín a disfrutar. No hay que llamar al victimismo, sino al optimismo. Haciendo una segunda vuelta normal estaremos bien clasificados, haciendo una buena segunda vuelta estaríamos en Liga Europa y haciendo una muy buena segunda vuelta estaríamos en la Liga de Campeones". Para encarar el duelo con el Atleti, Mel pide paciencia e inteligencia: "No debemos obviar la posibilidad de hacer tres goles. Intentaremos lograrlo con cabeza. No es sencillo y tenemos muchos problemas por las ausencias de futbolistas”. Lo que sí le preocupa realmente es la nómina de bajas. Mel sigue pidiendo a gritos refuerzos porque teme que el equipo se pueda descolgar: "La plantilla cada vez se merma más. No llegamos a 18. Cuando uno tiene tantos problemas no hay muchos quebraderos de cabeza. Intentaremos que el equipo llegue fresco y que no salga muy tocado para el partido de Vallecas". Por último, para evitar los líos con el eterno rival, salió con gracia y habilidad cuando se le pedía una opinión sobre la eliminatoria del Sevilla: "Esta noche tengo clases de inglés y mi mujer no me deja saltármelas".