También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Escribano, Palacios y De la Casa

Mejoran los últimos heridos

El matador de toros Manuel Escribano y los novilleros Mario Palacios y Curro de la Casa se recuperan "satisfactoriamente" cada uno de sus respectivos percances sufridos en los últimos días.
  • cope.es
  • cope.es

Escribano lleva ya cinco días ingresado en el hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, donde tuvo que pasar tres días en la UCI después del fuerte traumatismo abdominal que sufrió al ser empotrado contra las tablas por un toro de la ganadería de Flor de Jara a la salida de un par de banderillas y que le produjo rotura de la vena ilíaca.La evolución clínica del matador de Gerena a día de hoy es "buena", después de que ayer pasara una tarde "bastante fastidiado", con mucho malestar en el estómago y vómitos, producidos, según los doctores, "por la mezcla del alimento sólido que empezó a ingerir con los calmantes que le están dando", dijo a Efe Manolo Campuzano."Sus primeras veinticuatro horas fuera de la UCI no han sido del todo buenas por el tema del malestar y los vómitos, pero esta tarde he estado con él y le he visto mucho mejor; incluso ha dado un paseo por la habitación y se le nota más animado. La evolución, por tanto, es positiva", apostilló su hombre de confianza.No obstante, Escribano tendrá que estar aún varios días más ingresado y "hasta mediados de la semana que viene" no creen que le puedan dar el alta.Curro de la Casa resultó herido de gravedad ayer en la novillada celebrada en la localidad madrileña de Villa del Prado con una cornada de 25 centímetros en el muslo derecho, que diseca la vena safena.El joven alcarreño se encuentra ingresado también en el hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, donde ha pasado la noche con "molestias", y su tiempo de hospitalización es aún una "incógnita" hasta que pasen 48 horas, pues el miedo ahora es "que aparezcan trombos en la pierna", dado que el pitón del novillo le rompió la safena, señalaron a Efe fuentes de su cuadrilla.Se da la circunstancia que De la Casa reaparecía de otra grave cornada que sufrió a finales del mes de agosto en el Barco de Ávila, una herida de 20 centímetros en el gemelo izquierdo de la que aún lleva los puntos puestos.Por su parte, Mario Palacios se recupera en el hospital Gregorio Marañón de Madrid de un severo percance producido hace dos días en la plaza madrileña de Arganda del Rey, cuando un novillo de Fernando Peña le infirió una cornada que le produjo la fractura de dos costillas y una fisura en el pulmón.Fuentes familiares han confirmado a Efe que el joven novillero se encuentra "más animado" después de un susto "tremendo", pues en un primer momento se llegó a pensar que podía sufrir una grave lesión pulmonar, ya que "se quedó sin aire en el momento, le costaba mucho respirar", pero, por fortuna, el pitón no llegó a afectar el pulmón.De momento, Palacios deberá seguir ingresado algunos días más después de la operación de la doble fractura de costillas, y los doctores le han ordenado que guarde reposo absoluto para que vayan soldando poco a poco las fracturas y remita la fisura en el pulmón.