También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ECONOMÍA | Jornadas del Círculo de Economía

Mas y Piqué hacen frente para pedir un mayor margen de déficit para Cataluña

A Piqué le parece "lógico" que Cataluña, que históricamente ha sido solidaria con otras comunidades autónomas.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el del Círculo de Economía, Josep Piqué, han inaugurado este jueves las jornadas de esta institución en Sitges con una defensa conjunta de un reparto del déficit asimétrico entre las autonomías que ofrezca un mayor margen a Cataluña.Los esfuerzos en la reducción del déficit, las nuevas recomendaciones de Bruselas para España en materia impositiva y de pensiones, la situación del paro, las pensiones, el fraude fiscal y las relaciones entre Cataluña y España han sido los temas que han planeado en la primera tarde de la XXII Reunión del Círculo de Economía.El primero en intervenir fue Piqué, quien, ante unos 300 empresarios, ha defendido hoy que Cataluña pueda disponer de un mayor techo de déficit que otras comunidades y ha pedido "diálogo y consenso" a la clase política para luchar contra la creciente desafección de la ciudadanía hacia sus instituciones.A Piqué le parece "lógico" que Cataluña, que históricamente ha sido solidaria con otras comunidades autónomas, exija ahora "una mínima solidaridad" del resto de regiones para poder contar con un mayor margen de déficit."Si Europa acepta tratamientos asimétricos, también los podemos aplicar temporalmente en España", ha afirmado el empresario.Al igual que Piqué, el presidente de la Generalitat ha insistido en que "pretender que las (comunidades) más endeudadas y con financiaciones tocadas cumplan con lo mismo que otras que están mejor es como si a España le pidieran lo mismo que a Austria"."Existe una asimetría sideral en Europa y parece que en España sea un pecado mortal", ha apuntado.Mas ha lamentado que el Estado no reparta mejor el déficit que ha ganado de Bruselas y dé pie al "espectáculo absurdo" de las autonomías peleándose por "migajas", al tiempo que ha criticado que se esté usando la crisis "como excusa o argumento para la recentralización".El jefe del Govern ha alertado de que Cataluña está en una situación de "desmembramiento del autogobierno" por el poco margen de política financiera y por la invasión competencial en aspectos como la educación, en referencia a la Lomce.Asimismo, Mas ha advertido de que la Generalitat está "en situación de emergencia" y que se ha "tocado hueso" en la reducción del gasto, hasta el punto de que se encuentra ya al límite de sus posibilidades para seguir recortando su gasto público.Ante esta situación, Mas ha defendido su proceso soberanista como la mejor salida y, aunque no ha mencionado al Estado propio, ha remarcado que Cataluña, "antes que quedarse de rodillas", debe iniciar un nuevo camino con el mayor consenso posible, aunque esta senda pueda comportar "riesgos".Cuando ha entrado a valorar las nuevas exigencias a España por parte de la UE, Mas ha rechazado subir impuestos, porque desincentivaría el consumo, y ha apostado por priorizar la lucha contra el fraude fiscal, al tiempo que ha alertado de los peligros de tocar las pensiones ya que en estos momentos representan un "cojín fundamental" para muchas familias.La sesión inaugural de las jornadas del Círculo de Economía ha contado también con una mesa redonda en la que han participado directivos de Indra, Seat y Puig.El presidente del Grupo Puig, Marc Puig, ha señalado que el Gobierno debería declarar el "estado de emergencia nacional" ante la elevadísima tasa de paro de país, que por primera vez ha superado los seis millones de personas, hasta alcanzar el 27 % de la población activa.Puig ha planteado algunas de las medidas que, en su opinión, debería tomar el Gobierno para revertir esta situación, como facilitar la creación de empresas, las exportaciones o implantar los denominados "minijobs", como en Alemania.Puig ha ido más allá al proponer que a la mesa del diálogo social, estructura "heredada del franquismo" y de la que forman parte el "duopolio" sindicatos-patronal, se incorporen también dos nuevos interlocutores: el Gobierno y un representante de los parados.El presidente de Indra, Javier Monzón, y el del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz, han coincidido en reclamar al Gobierno que impulse medidas para luchar contra el desempleo juvenil.

Lo más visto