También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Un día más de tregua

Más de 70 muertos al sur de Alepo

Milicianos por las afueras de la ciudad de Aleppo donde...
Milicianos por las afueras de la ciudad de Aleppo donde se ha decretado un día más de tregua por parte de Rusia. Reuters

 Más de setenta personas han muerto en las últimas horas en combates al sur de la ciudad de Alepo, adonde se han trasladado las hostilidades tras el inicio ayer de una tregua de 48 horas en esta población del norte de Siria. En esa zona, el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en este país, y sus aliados, el Movimiento Islámico de los Libres Sham y el grupo Yund al Aqsa, se enfrentan a las fuerzas gubernamentales sirias. Los choques se han saldado por el momento con el control de varias localidades como Jan Tuman, Abu Ruil, Jirbet Hach Azu y Al Jalediya, así como dos montes por parte de esas organizaciones islámicas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El pueblo de Jan Tuman es estratégico porque por él atraviesa la carretera que une Alepo con Damasco. La ONG agregó que al menos 73 personas fallecieron en esos enfrentamientos, de las que 43 eran combatientes de los grupos armados contrarios al Gobierno de Damasco y treinta, efectivos gubernamentales. A lo largo del día de hoy, los combates han continuado en las inmediaciones de Jan Tuman, donde los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, están tratando de recuperar el terreno perdido. Ambas partes están empleando fuego de artillería, mientras que aviones de guerra bombardean el campo de batalla. Por su parte, la productora del Frente al Nusra, Al Manara al Baida, publicó en internet un vídeo con imágenes en el interior de Jan Tuman, en las que podía verse a guerrilleros de la rama de Al Qaeda disparando con tanques y baterías antiaéreas. El estallido de violencia al sur de Alepo coincide con una tregua parcial en esta localidad, la mayor del norte de Siria, donde las hostilidades se han reducido. Durante este viernes, el único incidente que se registró fue el impacto de varios cohetes en el barrio de Al Jalediya, bajo el dominio de las autoridades sirias, sin que se produjeran víctimas. Antes del comienzo del cese de las hostilidades, Alepo sufrió durante casi dos semanas bombardeos y disparos de artillería a diario, que, de acuerdo al último recuento del Observatorio, se cobraron las vidas de 285 civiles. Hace dos días, EEUU y Rusia alcanzaron un acuerdo para imponer una tregua parcial en Alepo con el fin de acabar con la matanza de civiles y salvar el alto el fuego declarado en toda Siria a finales de febrero pasado. Tanto el Frente al Nusra como el grupo terrorista Estado Islámico (EI) están excluidos del cese de las hostilidades entre el régimen sirio y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora. Entretanto, no se sabe que ocurrirá después de la próxima medianoche cuando expira el plazo de 48 horas de duración de la tregua en Alepo. Mientras, las autoridades del país y la Coalición Nacional Siria (CNFROS), componente más importante de la CSN, se cruzaron hoy acusaciones sobre un ataque anoche a un campo de desplazados internos próximo a la frontera con Turquía. En un comunicado, el Ejército sirio negó cualquier implicación en el bombardeo de ayer al campamento, situado cerca del pueblo de Sarmada, en la provincia septentrional de Idleb, donde 28 personas perecieron, entre ellas mujeres y menores de edad. En su nota, la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias afirmó que "hay informaciones de que algunas organizaciones terroristas han comenzado recientemente, y bajo la supervisión de partes extranjeras conocidas, a golpear blancos civiles de forma deliberada". Señaló que objetivo de esos actos es "ocasionar el mayor número de muertos civiles para luego acusar al Ejército Árabe Sirio". A su juicio, otra de las metas es usar ese tipo de acciones para "presionar en el proceso político y encubrir el estado de confusión, frustración y fracaso originado por las victorias logradas por el Ejército en su lucha contra los terroristas". La ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo ayer que aviones de guerra bombardearon un campamento de desplazados, pero no precisó el origen de los aparatos. Por su parte, la CNFROS aseguró hoy que el régimen de Al Asad está detrás de ese ataque y elevó el número de fallecidos a treinta. Además, condenó "el silencio de la comunidad internacional, que representa una complicidad directa con la guerra de Al Asad contra los civiles en Siria, ya que es interpretado por el régimen como una luz verde para matar más y más sirios".

Lo más visto