También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Tres de los detenidos son menores de edad

Más de 500 radicales, protagonistas de incidentes en Madrid

Las llamadas marchas por la dignidad terminaron anoche con disturbios en Madrid, hay al menos 17 detenidos. Cientos de radicales protagonizaron incidentes como el lanzamiento de un cohete contra un agente antidisturbios. Atacaron también una sucursal bancaria y destrozaron papeleras. 'Podemos' e IU habían hecho un llamamiento para salir a la calle.
Momento de la manifestación. EFE
Momento de la manifestación. EFE

Los participantes en las Marchas por la Dignidad se congregaron este sábado en la madrileña Plaza de Colón y las calles adyacentes para protestar contra los efectos de las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno durante la crisis, en un acto al que han seguido disturbios que se han saldado con 17 detenidos. "Pan, trabajo, techo y dignidad" ha sido el lema de la movilización, convocada por 300 organizaciones sociales y sindicales y que se ha desarrollado sin incidentes. Los organizadores han cifrado en "cientos de miles" el número de asistentes, mientras que fuentes policiales han estimado que entre 10.000 y 12.000 personas se han sumado a la marcha en su momento más álgido. A pesar de la lluvia, los manifestantes han entrado en Madrid en nueve columnas procedentes de todas las comunidades autónomas que han confluido en la Plaza de Colón poco después de las 18.00 horas. Multitud de personas portaban banderas republicanas, de comunidades autónomas, de sindicatos y de partidos políticos como IU, Podemos o el PCE. Los participantes han coreado consignas como "En el Parlamento no está la solución, la solución es la revolución", "No permitiremos ni un desahucio más", "Que viva la lucha de la clase obrera" o "Hace falta ya una huelga general", entre otras contra el Gobierno, los banqueros o la corrupción. "No hay cambios sin lucha obrera. Hacia la huelga general del 22 de octubre", "Por la salida del euro, de la Unión Europea y de la OTAN", "Banqueros ladrones culpables de la crisis", "Nos quitan tanto que al final nos quitan el miedo", "La educación es un derecho", "La salud es un derecho" o "La pensión es un derecho" han sido algunos de los mensajes que se podían leer en diversas pancartas. En un escenario instalado en la Plaza de Colón, dos de los promotores de las marchas Pilar Muñiz y Ernesto Sarabia han leído un manifiesto para exigir "una vida con dignidad" y defender "un programa de mínimos" como paso previo hacia la huelga general "laboral, de consumo y social" del 22 de octubre. Un año después de la manifestación de las Marchas por la Dignidad del 22M, "la situación no ha cambiado a mejor y se han acrecentado los "perversos efectos" de las políticas de austeridad impuestas por la troika, según el texto. La "campaña de publicidad para vender la idea de que España ha salido de la crisis en la que está inmerso el Gobierno y los poderes económicos y mediáticos" que lo apoyan se da "de bruces" con la situación en la que hoy se encuentra la mayoría social, subrayan. Por ello, rechazan el pago de la deuda, defienden los servicios públicos, reclaman trabajo digno con derechos y salario suficiente, reivindican el derecho a decidir de las personas, los pueblos y las naciones del Estado, se oponen a las reformas laborales y censuran la ley mordaza. El coordinador general de IU, Cayo Lara, se ha unido hoy en el Paseo del Prado a una de las columnas de las Marchas por la Dignidad y ha asegurado que continuará apoyando estas movilizaciones mientras persistan las causas de los "despropósitos" que suponen las políticas del Gobierno del PP. Por su parte, el candidato de IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Luis García Montero, ha asegurado que "las fuerzas que queremos transformar la sociedad necesitamos de la movilización para acabar con las políticas reaccionarias del PP y para dignificar nuestra sociedad". El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, también ha acudido a las Marchas por la Dignidad por considerar que "la mejor manera de reivindicar pan, trabajo y techo es movilizándonos, propiciando un escenario de cambio y saliendo a la calle para cambiar las conciencias porque ese es el mejor instrumento para después cambiar gobiernos". Más de 150 efectivos de Samur-Protección Civil y unos 1.100 agentes -960 de ellos pertenecientes a las Unidades de Intervención Policial (UIP) conocidos como antidisturbios- han integrado el dispositivo sanitario y de seguridad desplegado con motivo de las Marchas de la Dignidad. Una vez terminado el acto, unas 200 personas de grupos radicales han destrozando mobiliario urbano y han lanzado mesas y sillas de algunos bares del centro de Madrid en unos disturbios que se han saldado con 17 detenidos en los aledaños de la Puerta del Sol, donde además se ha identificado a medio centenar de personas. Entre los detenidos se encuentra J.M.B., mayor de edad, que ha sido trasladado a la comisaría de Moratalaz por lanzamiento de cohetes contra agentes de la Policía Nacional y por montar barricadas en la calle Desengaño y que también fue arrestado al término de las Marchas de la Dignidad del año pasado. Según han informado a Efe fuentes policiales, este individuo ha sido hoy detenido por agentes del grupo de policía antidisturbios denominado Puma 70, algunos de cuyos miembros fueron agredidos por agitadores en las marchas del año pasado y sufrieron importantes lesiones físicas. En las Marchas por la Dignidad de 2014 hubo 101 heridos, entre ellos 67 agentes de policía, y 24 detenidos por los incidentes registrados, entre ellos tres menores de edad.

Lo más visto