También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 20/04/2015

Martirio en Libia

Este lunes de abril parece que nos invita a guardar algunos minutos de silencio y de oración, por la nueva tragedia en el estrecho de Sicilia y por los casi 30 cristianos que ha asesinado el Daesh en Libia. El autodenominado Estado Islámico ha difundido un nuevo video, similar al de hace unas semanas, en el que cristianos etíopes aparecen muertos o son asesinados. El video es un acto de propaganda de los terroristas que dicen cometer su crimen en nombre de la verdad. No hay verdad alguna en ese acto execrable. El Daesh es un terrible monstruo creado por los países de mayoría sunnita del Golfo, alimentado por los errores de Occidente y combatido de forma inconveniente por la comunidad internacional. No se le ganará la partida si Turquía, Arabia Saudí y Qatar no contribuyen decididamente a su erradicación. El islam sunní tiene que hacer mucho más de lo que ha hecho para dejar claro que no se puede considerar al Daesh un movimiento musulmán. Tampoco habrá un avance decisivo si no se le cortan sus fuentes de financiación. Los ingresos que obtiene por la venta de petróleo en el mercado negro son muy altos. Pero el frente está en todas partes como pone de manifiesto la penetración del yihadismo en Europa. ¿Qué ideal ofrecemos a los jóvenes que huyendo del vacío abrazan la violencia? ¿Estamos a la altura del reto? Los mártires de Libia sí lo están. 

Lo más visto