También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Mañana de COPE

María de Villota: "Tengo mentalidad de Fórmula 1"

Ya ha pasado un año desde que la ex piloto de Formula 1 sufriera un trágico accidente en el aeródromo de Duxford (Inglaterra), en el que perdió su ojo derecho. “En la Fórmula 1 cuando hay un problema no se lleva uno las manos a la cabeza sino que se piensa en trabajar para solucionarlo”.
Foto Facebook María de Villota
Foto Facebook María de Villota

“Tengo mentalidad de Fórmula 1. Estaba fatal y muy grave. Las secuelas que me han quedado son físicas pero Gracias a Dios mi cerebro está cicatrizando bien y parece que voy a tener una vida con dolores, pero normal”, explica María de Villota en La Mañana. “En la Fórmula 1, cuando hay un problema, no se llevan las manos a la cabeza, sino que trabajan para solucionarlo. El coche para unos segundos, se hace lo que se puede y sale otra vez a pista. Esto es crucial. A la vuelta de la esquina, aunque estés con lagrimas en los ojos, tienes a tu sonrisa esperando y hay que ir a por ella”.

María reconoce que el accidente ha cambiado su carácter. “Mi esencia es la misma, siempre he sido optimista, positiva y risueña, pero antes solo miraba a través de la visera de un casco, solo veía coches. De repente te sientes tan pequeño que te das cuenta de que tienes que quitarte el casco y mirar a tu alrededor porque necesitas a la gente que te rodea y empiezas a vivir la vida de otra manera”, explica tras recordar la importancia que ha tenido en su recuperación el “apoyo” de su familia, amigos, desconocidos a través de las redes sociales y por su puesto su novio Rodrigo. “Han sido esa red que no me dejó caer en los momentos mas bestias que he pasado”.

“Soy una adulta con la sensibilidad de un niño. Todo me afecta mucho, pero para bien. Han dejado cosas de afectarnos y no debería ser así. Las enfermedades, un hombre que pide en la calle…”.

María da conferencias para que la gente llegue a esta “conclusión” sin necesidad de pasar por un accidente fatal. “Sería la medicina perfecta que la gente se pudiera quedar con esa chispita, porque la vida es un regalo”.

En estos momentos María conduce su “Mini" por Madrid pero también se ha metido en un circuito con su familia. “Mi primera vuelta rápida fue una gozada. Lo echo de menos pero hay cosas más importantes”, advierte.

Si quieres saber más PINCHA AQUI

Lo más visto