También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

María Neyra (OMS):"Es inaceptable que millones de personas se calienten como en la prehistoria"

Más de 7 millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa de la contaminación ambiental ya sea fuera o dentro del hogar, lo que convierte a la polución en el principal riesgo medioambiental para la salud.
París tuvo que reducir la circulación de vehículos ante la...
París tuvo que reducir la circulación de vehículos ante la gran contaminación del aire hace dos semanas. REUTERS

Así lo denuncia la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha presentado las últimas estadísticas sobre contaminación, que demuestran que una de cada ocho muertes en el mundo están relacionadas con la exposición a ambientes contaminados.Las cifras actuales surgen de las estadísticas de mortalidad mundial en 2012, y antes de estas, los últimos datos con los que contaba la agencia sanitaria de Naciones Unidas, que databan de 2008, indicaban una cifra de fallecimientos relacionados con la contaminación ambiental de 3,5 millones, exactamente la mitad de los revelados ahora.De los 7 millones de decesos, 3,7 tienen por causa la contaminación ambiental externa, y 4,3 se deben a la polución interna de los hogares, causada mayoritariamente por la combustión para cocinar con madera, carbón o biomasa."En esto hay mucho que hacer, porque es inaceptable que haya tres mil millones de personas en el mundo que para calentarse, para cocinar tengan que hacerlo como en la prehistoria, se hace un fuego y dentro de él lo que haya para quemar, madera, excrementos de los animales, carbón..., eso se quema, salen unas partículas que van al aire y que respiran las personas que están dentro con el consiguiente impacto a la salud.  Hay  que mejorar el acceso a energías más límpias, más adecuadas, más limpias. ¿Por qué no pueden tener electrificación estas personas, por qué no pueden tener otras fuentes de energía? No puede ser que el mundo avance dejando atrás a la mitad de la población que aún se calienta no como en la Edad Media, no sino como en la prehistoria" denuncia María Neyra, directora del Departamento de Salud Pública de la OMS.La calidad del aire va mejorando en algunas partes del mundo, sobre todo en Europa, "esta claro que en los países europeos, como en España, se ha mejorado mucho en las últimas décadas, todos recordamos aquellas imágenes de Londres a principios del siglo XX con aquella contaminación industrial, yo crecí en Langreo y teníamos aquellos hollínes del a contaminación industrial. Ahora eso ha mejorado porque sacamos la producción industrial de las ciudades. Ahora el reto es reducir el uso de los vehículos privados, como mejorar las cuestiones de tráfico y el impacto que tiene en la contaminación, como mejoramos la energía que utilizamos para calentar o enfriar nuestros edificios y la contaminación que eso genera y cómo vamos a movernos en unas ciudades más sostenibles y saludables"."La Organización Mundial de la Salud tiene cada vez más datos, más información que se recoge también por satélites no sólo de las ciudades, su calidad de aire sino que se contrastan esos datos con información de agencias y cuando hay contaminación no se puede esconder. Tendría que haber más diálogo entre los urbanistas y los que dirigen el transporte público y los ciudadanos deben entender cada vez más que hay que mejorar la calidad del aire porque tiene mucha importancia, un impacto enorme en enfermedades cardiovasculares, no sólo en las respiratorias,  en el asma, en ictus, cáncer de pulmón, en enfermedades crónicas,..., en fin podríamos evitar muchas muertes, y muchos gastos y mucho sufrimiento", intenta concienciar  la Directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS.El 20 por ciento de las enfermedades causadas por la contaminación externa lo conforman: las afecciones pulmonares crónicas (11%); el cáncer de pulmón (6%); y las infecciones respiratorias agudas en niños (3%).Con respecto a la polución en los hogares, las principales dolencias que causa son: los ataques cerebrales (34%); los ataques al corazón (26%); afecciones pulmonares crónicas (22%); infecciones respiratorias agudas en niños (12%); y el cáncer de pulmón (6%).De los 3,7 millones de muertes causadas por la contaminación ambiental externa, el 88 por ciento de los fallecimientos tienen lugar en países de ingresos medios o bajos, que representan el 82 por ciento de la población mundial.Las regiones del Pacífico Occidental y de Sudeste Asiático son las que más casos padecen, con 1,67 millones de muertes y 936.000 fallecimientos respectivamente.Otros 236.000 decesos ocurrieron en el Mediterráneo Oriental; 200.000 en Europa; 176.000 en África; y 58.000 en las Américas.El resto de muertes tuvieron lugar en países ricos de Europa (280.000); Américas (94.000), Pacífico Occidental (67.000), y Mediterráneo Oriental (14.000).Con respecto a la polución interna de los hogares, la casi totalidad de los fallecimientos tuvieron lugar en países de ingresos bajos y medios, y sólo 20.000 en naciones ricas.Las regiones del Sudeste Asiático y del Pacífico Occidental fueron las que más muertes contabilizaron, 1,69 y 1,62 millones respectivamente.Otros 600.000 decesos ocurrieron en África; 200.000 en el Mediterráneo Oriental; 99.000 en Europa; y 81.000 en las Américas.Por ahora, la OMS no tiene datos de contaminación por ciudades, pero está trabajando en un informe al respecto, que será hecho público en los próximos meses. RPPMaría Neyra (OMS):"Es inaceptable que millones de personas se calienten como en la prehistoria"

Lo más visto