También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Linterna

Mari Pau Domínguez: "A Diego de Alvear le salva el amor, que siempre redime"

'Las dos vidas del capitán' cuenta la historia de Diego de Alvear y Ponce de León, un hombre cuya vida quedó ligada al hundimiento de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, cuyo tesoro sacó a la luz en el año 2007 la empresa estadounidense Odyssey.
Mari Pau en un momento de la entrevista con Juan...
Mari Pau en un momento de la entrevista con Juan Pablo Colmenarejo

Y que está muy de actualidad por la exposición sobre el tesoro de la fragata que se puede contemplar en el Museo Naval y el Arqueológico, inaugurada el pasado jueves por los aún Príncipes de Asturias y futuros Reyes de España, don Felipe y doña Letizia.

Mari Pau Domínguez ha sacado a la luz la historia de "este héroe olvidado", "un gran reto" que surge como cuenta la autora porque "iba siguiendo a los cazatesoros, bautizados así por la exministra de Cultura, Carmen Calvo, estos piratas del siglo XXI y siguiendoles me apareció la figura de Diego de Alvear, un montillano, marino ilustre que no tenía dos vidas, tenía 14. Su vida es tan fascinante que he tenido que inventar poquísimo porque los escenarios son mucho y variados. Hay convulsión, hay amores, hay momentos políticos de una España que es muy interesante no sólo aquí sino también en las Américas".

La novela arranca en 1774 en el Nuevo Continente, "allí estuvo Diego de Alvear 30 años haciendo algo que los españoles no hemos valorado lo suficiente y que es dejandose la piel y la vida para delimitar los territorios que entonces se repartían las coronas de España y Portugal y que dieron origen a la América Latina que hoy conocemos".

Ha habido poco margen para la ficción "era una vida de película" dice con entusiasmo Mari Pau Domínguez que aclara que sólo una historia podría dar cabida a la ficción y que sería el origen, la paternidad del gran prócer, del gran libertador José de San Martín, que "según la leyenda negra el padre podría ser Diego de Alvear pero no hay certeza y eso ha dado origen en la novela a unos momentos absolutamente mágicos, salvajes en una naturaleza más salvaje y más hostil y por tanto propicia para que una relación entre un colono como Diego de Alvear y una indígena, Rosita Guarú pues esté rodeada de elementos muy mágicos".

La mala jugada del destino como es la voladura de la fragata Mercedes convierte a Diego de Alvear en "muerto en vida. Luego hay otra vida y el amor, que siempre redime y a Diego también le salva".

Para la autora el mayor desafío a la hora de escribir esta novela ha sido "un aspecto humano que me tuvo durante meses muy preocupada y que tuvo que ver con la batalla del 5 de octubre de 1804, llamada la Batalla del Cabo de Santa María y era descubrir cómo era posible que un hombre como Diego de Alvear o cómo cualquier otro marino esté asistiendo a escasos metros a la muerte de su mujer de sus siete hijos, de sobrinos y no se lanzara al agua, no mandara a alguien que se lanzara al agua. Claro es que el estaba al mando de otra fragata la Medea porque el comandante se indispuso y su hijo Carlos también se salvó porque su esposa le dijo que se le llevara porque a sus 14 años era muy enreda".

La autora lo soluciona después de hablar como otros marineros, con otros miembros de la Armada, "todos me decían lo mismo, el código del honor, la renuncia, la entrega, la vida de los otros que están a su mando es más importante que la de los suyos".

Mari Pau Domínguez, que se ha servido del dossier histórico de documentos de primera mano que salieron de los archivos de la Armada española y de los archivos de Indias  que sirvió a los abogados del Estado para ganar el caso en Florida contra la empresa Odyssey, asegura que en la exposición sobre el tesoro de la Mercedes "se va a sentir algo, se siente la voladura, las vidas, palpita lo que pasó, está muy bien ambientada" y asegura que a los comisarios de las exposiciones les ha gustado mucho su novela.

Mari Pau Domínguez: "A Diego de Alvear le salva el amor, que siempre redime"

Lo más visto