También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 10ª de Fallas

Mano a mano sin sustancia ni historia

Una descastada y floja corrida de Zalduendo dio al traste con el mano a mano entre Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera programado este lunes en Valencia. Sólo el francés cortó una oreja en tono menor.
Sebastián Castella con la única oreja cortada este lunes en...
Sebastián Castella con la única oreja cortada este lunes en Valencia. @infoCastella

Se hablaba de un mano a mano forzado. Del poco tirón que estaba teniendo en taquilla. De dos toreros que tuvieron que vender una polémica y una competencia para justificar un festejo programado inicialmente en terna y que las negociaciones previas a estas Fallas dejó en un mano a mano. Malos comienzos para un festejo sin sustancia ni historia después en el ruedo. Y para colmo, una corrida vacía de casta y ayuna de fuerzas de Zalduendo. Es verdad que algunos de los pupilos de Fernando Domecq tuvieron nobleza y clase, pero sin la raza necesaria, todo se viene abajo. Enésimo fracaso en plaza de primera de Zalduendo. Está claro que a algunos se les permite tropezar hasta la extenuación...Los de luces poco pudieron hacer. Si rascamos algo y buscamos el vaso medio lleno, sí podemos decir que Castella demostró por momentos un concepto templado y estuvo más medido que en otras ocasiones. Perera, por su parte, se estrelló con un lote inservible.Pareció prender la mecha Sebastián Castella con el que abrió plaza. Noble y pronto el de Zalduendo. Ajuste en el quite por Chicuelo de Perera. Y el francés templadísimo después muleta en mano. Sin dejarse tropezar en ningún momento el engaño. Con más dimensión en redondo. Ligando con un leve giro de talones. Naturalidad y despaciosidad a partes iguales. Y medido, sin alargar el trasteo cuando al toro se le acabó la correa. Pena del pinchazo ante de una casi entera. Se enfriaron los ánimos y el premio quedó reducido a una ovación.Se echó de rodillas Castella para recibir al tercero. Verónicas y larga de cierre. El toro, cogido con alfileres. El tercio de quites tampoco le hizo mucho bien al toro. Por gaoneras el extremeño. Por saltilleras respondió el galo. Después, vuelta a la misma historia. Nobleza pajuna, escasa pujanza y esta vez trasteo largo y profuso de Castella. Pareció que la faena cogería vuelo tras una templadita serie al natural. Falsa alarma. La oreja cayó por la contundente estocada con la que tumbó Castella al de Zalduendo. Premio menor.Saltó el quinto. También seriedad en su expresión. De allá para acá sin fijeza ni atendiendo a engaños. Mentirosas las entradas al caballo. Se arrancaba de lejos y salía sin celo. Después, tuvo al menos varias arrancadas potables en el último tercio. De nuevo el Castella reposado, de limpio trazo. Hasta que el toro se acabó. Después fue un querer y no poder.El buen segundo tuvo tanta clase como escasa fortaleza. Quiso Perera imprimir mando en una primera tanda a derechas pero el toro acabó por los suelos. Después del costalazo, el animal ya no volvió a embestir con la misma chispa que hasta entonces. Perera se mostró solvente, con buen aire, pero al trasteo le faltó mayor emoción.Tiró pronto por la calle de en medio Perera con el descastado cuarto. Se movió sin clase ni entrega el de Fernando Domecq. Se puso el de Puebla de Prior por ambos pitones. Nones. Ni a diestras ni a zurdas. El lucimiento era imposible y así lo entendió Perera. Se agradeció la brevedad.El sexto no terminó de definirse. Vulgar y sin finales. Perera, aburrido por el mal fario, lo intentó en balde. Faena larga y de resultado pobre. El toro, desfondado, se terminó quedando en las zapatillas. Un final acorde a lo acontecido durante todo el festejo. FICHA DEL FESTEJO Valencia, lunes 17 de marzo de 2014. 10ª de Fallas. Dos tercios de plaza. Toros de Zalduendo, bien presentados. Conjunto muy bajo de casta. Nobles, con clase pero muy flojos los tres primeros. Más deslucidos y desfondados los tres últimos. Sebastián Castella, saludos, oreja y saludos. Miguel Ángel Perera, saludos, silencio y silencio.

Lo más visto