También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 12/01/2015

Manifestación histórica

La manifestación que tuvo lugar ayer en París fue histórica. Casi dos millones de personas salieron a las calles de Paris, junto a los líderes europeos, palestinos e israelíes para clamar contra el terrorismo yihadista que ha golpeado Francia en los últimos días. Es un gesto que muestra vitalidad social en la condena de la violencia. Y esa vitalidad social es decisiva para hacer frente al yihadismo, que ya no es un problema de Oriente Próximo o de los países de mayoría musulmana, sino un problema que tenemos en el interior de Europa. Pero manifestarse contra el terrorismo y por la libertad no significa reivindicar la posición de la revista Charlie Hebdo. Todos nos sentimos solidarios con los miembros de la publicación asesinados, con sus familias, con el resto del equipo. Pero eso no significa que nos identifiquemos con los contenidos editoriales ni las caricaturas de esta revista.  Si queremos luchar contra el yihadismo debemos dar protagonismo a la comunidad musulmana que lo rechaza y favorecer una auténtica integración del islam europeo. Y eso no se consigue mofándose de sus símbolos más queridos. Europa no puede apostar por un choque de civilizaciones entre el laicismo y el islam. Eso no es europeo pero además supone un suicidio. Europa no salió ayer a la calle para defender el insulto al islam, sino para defender la vida y la libertad de expresión. Una libertad que debe ser, conforme a su naturaleza, responsable.     

Lo más visto