También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Su canal de YouTube, también afectado

El Mando Central de EEUU vuelve a Twitter tras el ciberataque del EI

El Mando Central de EE.UU. (CENTCOM), encargado de las operaciones en Irak y Siria, volvió a última hora de este lunes a Twitter tras el ataque informático de un grupo de hackers supuestamente vinculado al Estado Islámico (EI).
Ataque
Ataque

"Estamos de vuelta" fueron las primeras palabras del Mando Central tras una jornada en la que sus cuentas en la red social y en Youtube fueron suspendidas tras el ataque de un grupo de piratas informáticos que se hace llamar el "CyberCaliphate".La cuenta de Youtube, donde publica los vídeos de la ofensiva contra el EI, continúa fuera de servicio.En los 30 minutos que las cuentas del CENTCOM en Twitter y en Youtube estuvieron expuestas, los hackers publicaron mensajes extremistas y los datos personales de miembros del Pentágono.El Mando Central asegura que el ataque, que considera "un caso de cibervandalismo", no tuvo ninguna consecuencia en las operaciones militares ni se publicó información reservada.El grupo de hackers trastocó toda la cuenta de Twitter del Mando Central y cambió la foto de perfil por la de una persona con el rostro cubierto con una kufiya, el pañuelo tradicional árabe, y la bandera utilizada por el EI.Durante varios minutos, la cuenta del Mando Central llegó a rezar en grandes letras y fondo negro: "Te amo EI", antes de que el Pentágono decidiera suspenderla.Funcionarios del Pentágono reconocieron en los primeros momentos que "claramente" la cuenta de Twitter del Mando Central (@CENTCOM) estaba siendo pirateada.En un comunicado, el Mando Central confirmó el ataque en sus cuentas de Twitter y YouTube y aseguró que están tomando "las medidas apropiadas" para responder al ataque.Los hackers comenzaron publicando amenazas a los soldados de EE.UU.: "Soldados estadounidenses, vamos por ustedes, vigilen sus espaldas", reza uno de los mensajes, firmado por ISIS, el acrónimo del EI por sus siglas en inglés."Sabemos todo sobre ustedes, sobre sus esposas, sus hijos", se amenazaba uno de los mensajes.Además, los piratas informáticos publicaron una lista de direcciones, números de teléfonos y nombres de generales, soldados del Mando Central (con sede en Florida), y militares retirados con información privada.Entre la información filtrada se encuentran direcciones de trabajo y números de teléfonos (algunos supuestamente ya dados de baja) de la cúpula militar estadounidense, entre ellos el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey."El CiberCalifato, bajo los auspicios del ISIS, continúa su CiberYihad. Mientras Estados Unidos y sus satélites asesinan a nuestros hermanos en Siria, Irak y Afganistán nosotros ingresamos en sus redes y aparatos personales y sabemos todo sobre ustedes", indica otro de los mensajes."ISIS está aquí, en sus PC, en cada base militar. Con el permiso de Alá estamos ahora en el CENTCOM", continúa.Otros tuits muestran supuestos escenarios por posibles crisis militares con China y Corea del Norte, aunque en un principio la información parece no ser más que un resumen general de las capacidades militares de estos dos países.La cuenta de YouTube del Mando Central, donde el Pentágono publica los vídeos de sus bombardeos contra posiciones del EI en Irak y Siria, también sufrió un ataque similar de manera simultánea.Antes de ser suspendida, la cuenta de Youtube mostró vídeos islamistas entre los que se encontraba el de "Flames of War", un vídeo propagandístico de los extremistas suníes en el que se amenaza a Estados Unidos y se muestran imágenes de ejecuciones sumarias.Poco antes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, proponía una serie de medidas para proteger la privacidad de los consumidores ante el creciente robo de datos personales en Internet y otros "riesgos" derivados de la interconexión tecnológica.Obama citó el reciente ciberataque a Sony, atribuido a Corea del Norte, para destacar que internet crea grandes oportunidades, pero también "enormes vulnerabilidades" para sus usuarios.Por tanto, propuso la creación de "una Carta de Derechos sobre la privacidad de los consumidores" y la aprobación de una ley que exigiría a las compañías informar rápidamente a sus clientes en caso de que alguien haya pirateado sus datos."Nosotros (Estados Unidos) fuimos los pioneros de internet, pero también fuimos los pioneros de la Carta de Derechos, y de la idea de que cada uno de nosotros, como individuos, tiene una esfera de privacidad a su alrededor que no debería vulnerarse, sea por parte del Gobierno o de intereses comerciales", dijo Obama en un discurso.El mandatario habló poco antes de hacerse público que la cuenta de Twitter del Mando Central de Estados Unidos, encargado de las operaciones en Irak y Siria, había sido pirateada por un grupo de "hackers" supuestamente vinculado al Estado Islámico (EI).Obama no se refirió en profundidad al ciberataque a Sony o a las tensiones con China por los ataques cibernéticos, pero este martes dará un discurso centrado en cómo defenderse de esas amenazas.La propuesta más importante delineada hoy por Obama busca crear un estándar nacional sobre cómo informar a los consumidores cuando su información "haya sido robada o utilizada indebidamente" debido a un pirateo o ciberataque en la compañía que alberga los datos.Actualmente, cada uno de los estados del país tiene su propia legislación al respecto, y el objetivo de Obama es eliminar esa "confusión" y establecer que "las compañías tengan que notificar a sus clientes de una infracción en un plazo de 30 días", mediante un proyecto de ley federal que tendría que aprobar el Congreso.En segundo lugar, Obama enviará el próximo mes al Congreso un proyecto de ley para establecer "una Carta de Derechos sobre la privacidad de los consumidores", que garantice, entre otras cosas, que "la información que recoge una compañía con un propósito en particular no puede usarla para otro propósito".No está claro que, si se adopta esa "Carta de Derechos", las compañías estén obligadas a emplearla, pero las autoridades estadounidenses sí podrían actuar contra aquellas empresas que sí se comprometan con el documento y después no lo cumplan.Además, Obama anunció que varios bancos y compañías de tarjetas de crédito han accedido a proporcionar a sus clientes acceso gratuito a su historial de crédito, que es clave para obtener acceso a servicios financieros o para solicitar una hipoteca.JPMorgan Chase y Bank of America están entre las compañías que se han sumado a la práctica, que pretende funcionar como "un sistema de alerta temprana" que indique a los clientes "si se ha cometido fraude" en su cuenta, explicó Obama.Por último, el mandatario propuso un proyecto de ley para proteger la privacidad de los datos de los estudiantes, que garantice que "los datos recogidos sobre estudiantes en las clases solo se usen para propósitos educativos, para enseñar a nuestros niños, no para venderles cosas"."Queremos evitar que las compañías vendan datos de los estudiantes a terceras partes para otros propósitos", subrayó Obama en su discurso, pronunciado en la sede de la Comisión Federal de Comercio (FTC), que promueve los derechos de los consumidores. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso hoy una serie de medidas para proteger la privacidad de los consumidores ante el creciente robo de datos personales en Internet y otros "riesgos" derivados de la interconexión tecnológica. Obama citó el reciente ciberataque a Sony, atribuido a Corea del Norte, para destacar que Internet crea grandes oportunidades, pero también "enormes vulnerabilidades" para sus usuarios. Por tanto, propuso la creación de "una Carta de Derechos sobre la privacidad de los consumidores" y la aprobación de una ley que exigiría a las compañías informar rápidamente a sus clientes en caso de que alguien haya pirateado sus datos. "Nosotros (Estados Unidos) fuimos los pioneros de Internet, pero también fuimos los pioneros de la Carta de Derechos, y de la idea de que cada uno de nosotros, como individuos, tiene una esfera de privacidad a su alrededor que no debería vulnerarse, sea por parte del Gobierno o de intereses comerciales", dijo Obama en un discurso. El mandatario habló poco antes de hacerse público que la cuenta de Twitter del Mando Central de Estados Unidos, encargado de las operaciones en Irak y Siria, había sido pirateada por un grupo de "hackers" supuestamente vinculado al Estado Islámico (EI). Obama no se refirió en profundidad al ciberataque a Sony o a las tensiones con China por los ataques cibernéticos, pero este martes dará un discurso centrado en cómo defenderse de esas amenazas. La propuesta más importante delineada hoy por Obama busca crear un estándar nacional sobre cómo informar a los consumidores cuando su información "haya sido robada o utilizada indebidamente" debido a un pirateo o ciberataque en la compañía que alberga los datos. Actualmente, cada uno de los estados del país tiene su propia legislación al respecto, y el objetivo de Obama es eliminar esa "confusión" y establecer que "las compañías tengan que notificar a sus clientes de una infracción en un plazo de 30 días", mediante un proyecto de ley federal que tendría que aprobar el Congreso. En segundo lugar, Obama enviará el próximo mes al Congreso un proyecto de ley para establecer "una Carta de Derechos sobre la privacidad de los consumidores", que garantice, entre otras cosas, que "la información que recoge una compañía con un propósito en particular no puede usarla para otro propósito". No está claro que, si se adopta esa "Carta de Derechos", las compañías estén obligadas a emplearla, pero las autoridades estadounidenses sí podrían actuar contra aquellas empresas que sí se comprometan con el documento y después no lo cumplan. Además, Obama anunció que varios bancos y compañías de tarjetas de crédito han accedido a proporcionar a sus clientes acceso gratuito a su historial de crédito, que es clave para obtener acceso a servicios financieros o para solicitar una hipoteca. JPMorgan Chase y Bank of America están entre las compañías que se han sumado a la práctica, que pretende funcionar como "un sistema de alerta temprana" que indique a los clientes "si se ha cometido fraude" en su cuenta, explicó Obama. Por último, el mandatario propuso un proyecto de ley para proteger la privacidad de los datos de los estudiantes, que garantice que "los datos recogidos sobre estudiantes en las clases solo se usen para propósitos educativos, para enseñar a nuestros niños, no para venderles cosas". "Queremos evitar que las compañías vendan datos de los estudiantes a terceras partes para otros propósitos", subrayó Obama en su discurso, pronunciado en la sede de la Comisión Federal de Comercio (FTC), que promueve los derechos de los consumidores.

Lo más visto