También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
COPE ha tenido acceso al interior

El MAN expondrá doce mil piezas en su reapertura en otoño

El Museo Arqueológico Nacional lleva casi dos años cerrado al público y trabaja a marchas forzadas en un nuevo montaje museográfico que concluirá este verano y que le hará aterrizar de bruces en el siglo XXI. FOTOS.
Perspectiva de uno de los nuevos patios cubiertos del museo
Perspectiva de uno de los nuevos patios cubiertos del museo

Tiene 150 años y ahora está pasando por un duro tratamiento de rejuvenecimiento. Su mirada y las miles de piezas de sus colecciones se asoman a nuestro pasado, desde el Paleolítico a mediados del siglo XIX. El director del museo, Andrés Carretero, reconoce a COPE que se trabaja en el Arqueológico Nacional con el horizonte del próximo otoño como el momento más propicio para su reapertura al público. Carretero asegura que esa decisión no depende de él sino del Ministerio de Educación y Cultura que prefiere no precisar fechas para la reinauguración . COPE ha conseguido entrar en el Museo para comprobar in situ cómo marcha la última fase de las obras, la del montaje museográfico. Decenas de operarios trabajan a toda máquina para poner a punto el nuevo montaje de la exposición permanente del Arqueológico Nacional que ya está ultimado en un sesenta por ciento. Las secciones de Prehistoria y Protohistoria, las más complejas, son las que avanzan más lentamente.Con las obras, el Arqueológico Nacional crecerá. Pasará de siete mil metros cuadrados de superficie expositiva a diez mil aunque el número de piezas expuestas se reducirá de dieciocho mil a doce mil para no agobiar a los visitantes. Se avanza rápido, a mil metros cuadrados al mes.     El presupuesto de la obra completa, iniciada en 2008, no llega a los sesenta millones de euros. El Arqueológico Nacional recupera dos patios cubiertos con mucha luz donde habrá escultura romana en uno y escultura ibérica en el segundo, con un magnífico montaje de la legendaria Torre de Pozo Moro. La Dama de Elche estará alojada en la sala 13 en vitrina para preservar su policromía, igual que la otra “gran señora” del arte ibérico, la Dama de Baza. Más de doscientos operarios están trabajando en esta fase de montaje de la colección. Setenta restauradores siguen poniendo a punto las piezas más emblemáticas como la ibérica Dama oferente de Cerro Santo. Moderno, didáctico y visual. Son las coordenadas de la nueva forma de mostrar los tesoros de nuestro pasado. Otra de las novedades es la exposición de monedas mostradas con una visión diferente y atractiva como cuenta a COPE la jefa del Gabinete Numismático, Paloma Otero. Nuestro pasado monetario procede de la colección numismática que alberga trescientas mil piezas, almacenadas en la nueva cámara acorazada del museo, encastrada en el contiguo edificio de la Biblioteca Nacional, justo encima de la mítica Sala Cervantes.