También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El Mallorca intenta, sin éxito, volver al G-30

El RCD Mallorca se encuentra en una situación incómoda tras su ruptura con Mediapro y el G-30 el pasado verano, para firmar con Prisa, por la demanda a la que se enfrenta de este grupo de equipos (G-30) por valor de diez millones de euros.
Pep Roig, durante su entrevista en los estudios de Cope...
Pep Roig, durante su entrevista en los estudios de Cope Mallorca

Las dudas planean sobre el presidente en funciones del Club y máximo accionista, Lorenzo Serra Ferrer, y su grupo de colaboradores, ya que han intentado negociar con Javier Tebas, representante del G-30, su vuelta a este grupo de equipos a cambio de la retirada de la demanda, presentada como avanzó Cope Mallorca el pasado 16 de Noviembre ante el Tribunal Español de Arbitraje Deportivo. Un consejero, Gabriel Cerdà, se reunió con Javier Tebas para intentar reconducir la situación, pero los clubes del G-30 han decidido no readmitir al Mallorca, tras haberse sentido traicionados por la ruptura del Mallorca.Los problemas se le amontonan al Mallorca porque como el resto de clubes que firmaron con Prisa TV pueden ver reducidos sus ingresos en un 20% (es lo que pretende el operador), con lo que cobraría lo mismo que cobraba con Mediapro, y además encontrarse en pocos meses con una posible condena de diez millones de euros si el TEAD le da la razón al G-30.El consejero del Club, Pep Roig, que se abstuvo en la votación para romper el contrato televisivo, no comparte las formas con las que el Mallorca decidió romper el contrato televisivo. Así lo ha expresado este miércoles en Deportes Cope Mallorca: "Se hizo deprisa y corriendo, sin una informe jurídico serio y riguroso que avalara una decisión tan importante como era romper el contrato de televisión, sólo la palabra del abogado y consejero Miquel Coca. Era la decisión más importante tras firmar el convenio de acreedores. Se hizo constar en acta que el Sr. Coca de palabra daba el visto bueno a la decisión".La decisión de romper con Mediapro y firmar con Prisa TV fue tomada en consejo el pasado 16 de Agosto con voto en contra y abstención de tres consejeros, el propio Roig, y los también accionistas Utz Claassen y Pedro Terrasa, que no apoyaron la decisión sin tener un informe jurídico antes. Roig ha dejado claro en Cope Mallorca que su ciclo en el Club se acaba y que no comparte las formas del accionista mayoritario. "Estoy decepcionado por ser miembro del consejo por todo lo que ya sabemos (gestión personalista de Serra Ferrer) parece como si estuviéramos para según qué cosas y para otras no".

Lo más visto