También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Malas noticias para Ecuador

De 

Rafael Correa ha sido reelegido como presidente de Ecuador, tal como se preveía, por abrumadora mayoría. Le ha sacado más de 30 puntos de ventaja sobre el principal rival de oposición. Ninguna de las dos noticias es especialmente halagüeña: ni el triunfo, ni la forma en que se ha producido. La política de Correa la conocemos bien. Por si quedaba alguna duda, lo primero que ha hecho es dedicar la nueva victoria a Hugo Chávez. Mientras hay una América Latina que a pesar de todas las dificultades rema a favor de la libertad y la democracia, con ejemplos como Chile, Colombia o Brasil, hay otra que se decanta hacia el populismo de izquierdas, con Castro, Chávez, Evo Morales  y el mismo Correa como principales referentes.También es una pésima noticia la debilidad y fragmentación de la oposición, que contribuye a perpetuar en el poder a Rafael Correa. En estos momentos Ecuador necesita precisamente aquello de lo que carece: una sociedad civil articulada y una oposición política consistente, que sean capaces de poner freno a los desmanes de un presidente que no tiene empacho en afirmar que la libertad de expresión es una función del Estado. Ojalá que en esta etapa se produzca un cambio radical en su política, pero los precedentes no invitan al optimismo. Correa no ha cejado en el empeño de dotarse de poderes extraordinarios para manejar el país a su antojo. Son rasgos evidentes del llamado “socialismo del siglo XXI”, que acentúa el despotismo, la miseria económica y la falta de libertad.

Lo más visto