También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Por un "gripón" y una otitis

Maduro planta al Papa Francisco

Aunque los opositores han continuado con la vigilia para pedir la intercesión del Papa ante el Gobierno bolivariano y los presos políticos.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. REUTERS
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. REUTERS

Las esposas de los opositores venezolanos presos y en huelga de hambre afirmaron hoy que continuarán en vigilia hasta el domingo para pedir la mediación del Papa Francisco ante el Gobierno, pese a que el presidente Nicolás Maduro canceló su reunión con el pontífice."Me extraña mucho que el presidente no pueda ir a la reunión con el papa Francisco (...) Vaya o no vaya (Maduro) nosotros seguiremos en vigilia", dijo a Efe la esposa del líder opositor preso Leopoldo López, Lilian Tintori, desde la iglesia de Chiquinquirá, en Caracas, horas después de que el gobernante anunciara que no viajará al Vaticano por "recomendación médica".Tintori junto a Patricia Gutiérrez y Mitzy Capriles, esposas de los también detenidos Daniel Ceballos y Antonio Ledezma, respectivamente, y decenas de opositores se reunieron en la iglesia situada en el este de la capital venezolana para pedir al papa Francisco que medie por los políticos en su reunión con Maduro, inicialmente prevista para este domingo."Seguiremos en vigilia todo el día, toda la noche y todo el día de mañana esperando una señal, un gesto de humanidad", añadió Tintori.El grupo de huelguistas encabezado por López y Ceballos, que iniciaron un ayuno hace dos semanas, reclaman una fecha para las elecciones legislativas, la liberación de quienes consideran como "presos políticos" y el cese de "la censura" y "la represión" de la que, dicen, son víctimas quienes disienten del chavismo.Según Tintori, López, que "no ha comido nada en 13 días y tiene ocho kilos menos", levantará su huelga de hambre "cuando liberen a los presos políticos" y "pongan la fecha de las elecciones parlamentarias".Por su parte, la esposa de Ledezma dijo que pese a la cancelación de Maduro de "una cita tan importante con el santo pontífice" espera que algún representante del Gobierno de Venezuela asista.Maduro, que se excusó por padecer un "gripón" (gripe), y una "otitis", delegó parte de su agenda en Italia al vicepresidente Jorge Arreaza, excepto la cita con el Pontífice, que dijo sería reprogramada.La esposa de Ceballos consideró que "sea hoy, sea mañana o sea luego", el papa Francisco "tiene la extraordinaria oportunidad de poder interceder, sobre todo como una medida humanitaria por quienes hoy privados de la libertad están arriesgando su vida en una huelga de hambre".El jefe del Estado venezolano, que se refirió hoy al tema, pidió no dejarse presionar por los "extremistas" en huelga de hambre.El mandatario consideró el ayuno "un acto irracional que no tiene nada que ver "con hacer política en el país", y afirmó que, aunque si de él dependiera "diría que hicieran las elecciones ya", es a la autoridad electoral venezolana a quien "le toca decidir".

Lo más visto