También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La luz de la Iglesia

La chimenea sobre el tejado de la Capilla Sixtina se ha convertido en el centro de la expectativa mundial. Pendientes del color de la “fumata”, la historia corre paralela dentro de la Capilla Sixtina, en el Cónclave, con un singular ejercicio de profunda oración, de silencio, de responsabilidad y de libertad de conciencia. El ojo global de la televisión y la oración de la Iglesia acompañan al unísono la decisión del colegio cardenalicio y la designación del sucesor de Pedro, vínculo de la unidad de los cristianos y referente de la caridad en la historia.Esta espera no es en vano. Forma parte del designio de amor de Dios para la humanidad. La certeza de la promesa hecha por Jesucristo de que la Iglesia acompañará al hombre a través de la historia genera una serena confianza y una paz interior que debe ser también protagonista de estos momentos. La lógica tensión hace que los medios se llenen de informaciones paralelas, comentarios y suposiciones, hasta que se produzca la gran noticia.Pero el brillo que acompaña al rito de la elección papal debe remitir al esplendor de la presencia del testimonio cristiano en nuestra historia. La Iglesia no tiene otra luz que la de Cristo. El camino de la Iglesia es el camino de Cristo que acompaña a la humanidad, con sus alegrías y con sus tristezas; sana sus heridas y le ofrece una palabra de sentido, que satisface los deseos más profundos de verdad, de bien y de belleza.

Lo más visto