También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Se busca a dos de los agresores

Lunes negro: Tres víctimas de violencia de género en menos de 24 horas

Dos mujeres han muerto, en Bizkaia y en Murcia, y otra ha resultado herida en Zamora, todas presuntamente a manos de sus parejas.
La madre del presunto asesino sale de la vivienda en...
La madre del presunto asesino sale de la vivienda en el barrio de Astrabudua en Erandio. EFE

Una mujer de Mali, de 23 años, ha fallecido en Murcia en la tarde de este lunes a manos presuntamente de su pareja, que se ha dado a la fuga, han informado a Efe fuentes policiales. Horas antes, la Ertzaintza anunciaba la búsqueda del novio de una mujer de 39 años cuyo cadáver había sido hallado en la madrugada con signos de violencia en un piso de Erandio (Bizkaia), domicilio de su pareja.   Se trata de dos nuevas víctimas mortales de violencia machista en un día, a la que se suma una tercera mujer, de 75 años, herida con arma blanca por su exmarido, un octogenario que también ha agredido al Guardia Civil que intentaba evitar la agresión en una calle de Morales del Vino (Zamora), según la información ofrecida por  fuentes del 112 de Castilla y León y de la Subdelegación del Gobierno en Zamora. La mujer, residente en Bilbao, hallada muerta esta madrugada por agentes de la Ertzaintza, había sido reportada como desaparecida desde la tarde del pasado sábado por un familiar. Fuentes del departamento vasco de Seguridad han señalado que el cadáver presentaba indicios de muerte violenta, aunque aún faltan los análisis correspondientes del médico forense. Las mismas fuentes han indicado que no constan denuncias por violencia de género con anterioridad en relación a esta pareja y que el novio de la víctima y su madre residen en el piso ubicado en la calle Mezo de Erandio en el que ha sido hallado el cuerpo sin vida de la mujer. La pareja de la víctima no ha sido localizada y supuestamente habría huido con su vehículo. La segunda muerte por violencia de género ocurrida este mismo lunes ha tenido lugar minutos antes de las 15.30 horas en una vivienda de la avenida del Reino de Beniel, en Murcia, donde residía la víctima con el presunto agresor. La mujer, nacida en 1992 en Mali, país del que también es originario su compañero, murió por un traumatismo producido al recibir un fuerte golpe en la cabeza.   Un portavoz de la Policía Local ha informado a Efe de que se desconoce por ahora si existían denuncias previas por violencia de género. La Policía se desplazó a la casa y, al encontrar a la víctima, requirió al "112" la presencia de sanitarios, que solo pudieron certificar la muerte de la mujer, de 23 años.   El hombre, que no se encontraba en la vivienda cuando llegaron los agentes, ha sido "plenamente" identificado por la Policía y está siendo buscado por efectivos de este cuerpo y por agentes de la Guardia Civil, que se han hecho cargo del caso. El último suceso de este lunes se producía en Zamora. Las dos víctimas, la exmujer del agresor y el Guardia Civil, han sufrido heridas de gravedad tras ser atacadas con un cuchillo de grandes dimensiones. Los hechos han ocurrido sobre las 11.18 horas a la altura del número ocho de la calle Solana de Morales del Vino, junto a un supermercado, aunque en el exterior del establecimiento comercial.   El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ha confirmado a Efe que el presunto agresor de este caso de violencia de género, un octogenario que había mantenido una relación de convivencia con la mujer durante cerca de veinte años, ya ha sido detenido.   Hasta el lugar se han desplazado los servicios sanitarios de Emergencias que han trasladado a los heridos al hospital Virgen de la Concha de Zamora. La mujer, de 75 años, ha ingresado en el servicio de Urgencias con pronóstico muy grave y ha sido intervenida en quirófano de las lesiones que presentaba en el cuello, el tórax y el abdomen. El guardia civil retirado, que tiene la movilidad reducida y camina con muletas, se valió de una de ellas para enfrentarse al agresor, que entonces dejó de apuñalar a la mujer, fue contra él y le clavó el cuchillo a la altura del riñón. Testigos del suceso han explicado a Efe que el agresor dio varias puñaladas a la mujer, por lo que ésta se quedó inmóvil tendida en el suelo cuando intervino el guardia civil jubilado. El subdelegado del Gobierno en Zamora ha destacado que la acción del guardia civil retirado ha sido "un acto heroico" y ha podido ser determinante para salvar la vida de la mujer.