También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DEPORTES | Ya viste de blanquiazul

Lucas Piazón "Me dijeron que aquí sería muy feliz"

La situación actual del Málaga CF está siendo un tanto dispersa en cuanto a la felicidad, o la tristeza. Mientras el club en su foro interno se debate en plena lucha contra la UEFA y la dura sanción que esta impuso al conjunto blanquiazul, los resultados y las llegadas siembran la ilusión tanto en aficionados como en jugadores. Lucas Piazón que llega desde la disciplina londinense del Chelsea al Málaga CF, en calidad de cedido hasta el 30 de Junio de este mismo año, será la primera adquisición del equipo en este mercado invernal, y parece que no el único

Tras las despedidas de dos jugadores jóvenes como Juanmi y Recio, que emigran desde la Costa del Sol en busca de minutos y curtirse en el fútbol profesional, un nuevo joven con ganas de demostrar mucho en el fútbol mundial. Lucas Piazón, jugador brasileño de 18, que pertenece al Chelsea, llega a Málaga con la intención de crecer y hacer más grande al equipo blanquiazul.No será la única llegada. Pese a que es el primero, y una posición que en teoría estaba bien ocupada, Mario Husillos ha señalado durante la presentación del precoz talentoso jugador en La Rosaleda, que "hay posiciones que en teoría son más necesarias. No tenemos dos jugadores por puestos, cuando ha de ser así. Pero la venida de un jugador que pueda jugar en varios puestos de ataque enriquece al conjunto, que necesitará efectivos en sus tres competiciones".Piazón estaba contento con su inicio en un nuevo club: "Un equipo que me ha transmitido mucho desde hace tiempo, no sólo por la calidad del plantel, también por la bienvenida que me prometieron. Incluso Julio Baptista, quien ayer en mi primer entrenamiento con el resto, me enseñaba lo más importante para acoplarme rápido". El atacante canarinho, que llega a La Rosaleda para "hacerlo lo mejor posible y sumar al equipo", ha podido ver como cerca de 150 personas le arengaban mientras practicaba el ritual de cualquier presentación: toques de balón, saludos al público que copaba la grada de preferencia baja, y posando ante los medios gráficos allí presente.Piazón se besó el escudo malaguista, haciendo gala de su compromiso en su nuevo periplo. El jugador llega con muchas ganas y sobre todo a "aprender muchas cosas que es lo importante en edades tan tempranas".El equipo llegó sobre las 3 de la madrugada desde Barcelona. Alegría y felicidad en los rostros de unos jugadores abonados a la épica, que su última hazaña fue conseguir en la noche de ayer un empate en el Camp Nou, dejando abiertos los cuartos de final para el segundo y decisivo partido en La Rosaleda.