También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Por blanqueo de la fortuna familiar

Los hijos de Pujol ante el juez

Josep y Pere Pujol, comparecerán este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mat, por colaborar en el delito fiscal del que se acusa a la familia.
Josep Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, llegado...
Josep Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, llegado a la Audiencia Nacional. EFE

Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente catalán Jordi Pujol, comparecerán mañana ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata acusados de colaborar en el blanqueo de la fortuna que acumulaba la familia en cuentas en Andorra y que su padre vinculó a una supuesta herencia del abuelo. Ambos han sido citados a partir de las 10.00 horas para prestar declaración como imputados por un delito de blanqueo en el marco de la pieza secreta sobre la información que Andorra ha remitido al juzgado de De la Mata en la causa en la que investiga a Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán. Según fuentes de la investigación consultadas por Efe, el hijo mayor de los Pujol ingresó en sus cuentas de Andorra decenas de millones de euros, supuestamente procedentes de comisiones ilegales, que presuntamente luego repartía a partes iguales entre sus siete hermanos y sus padres, todos ellos imputados en diferentes causas abiertas en la Audiencia Nacional y Cataluña. De lo investigado, se desprende que el primogénito de los Pujol desvío también parte de ese dinero a otras cuentas en paraísos fiscales como Panamá, Belice, Estados Unidos, Luxemburgo y Reino Unido. El pasado febrero, la juez de Andorra ordenó el bloqueo de todas las cuentas que Jordi Pujol Ferrusola y su exmujer, Mercé Gironés, también imputada en esta causa, tuvieran en las entidades Crédito Andorra, Bancsabadell de Andorra, Banca Privada de Andorra, Mora Banco, Mora Banco Grupo y Andbank. El juez De la Mata citó a declarar por primera vez en esta causa a Josep y Pere Pujol Ferrusola el pasado 27 de octubre, el mismo día que ordenó desplegar la operación Hades, en la que participaron 200 agentes de la Policía Nacional y en la que se practicaron quince registros en Cataluña y Madrid, entre ellos los domicilios de los dos hermanos. También se registró el domicilio familiar del expresidente Pujol, aunque solo se entró en la habitación que esos días ocupaba el hijo mayor, convaleciente de una intervención quirúrgica. En el auto de entrada y registro, el juez afirmaba que desde que en 2012 se le comenzó a investigar judicialmente, el hermano mayor "ha venido realizando un progresivo proceso de descapitalización de todos sus activos patrimoniales y financieros". La investigación a Jordi Pujol Ferrusola, la primera abierta a un miembro del clan familiar, se inició a raíz de la denuncia de su exnovia María Victoria Álvarez, en la que detallaba los viajes que hizo con él a Andorra con mochilas llenas de billetes de 500 euros. En otra causa abierta en Cataluña se investiga al matrimonio Pujol Ferrusola y a tres de los hijos -Marta, Mireia y Pere- en relación con el dinero que el expresidente tenía en Andorra y que atribuyó a una herencia de su padre. Este caso está pendiente de que la juez que la instruye, la titular del Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, decida si la remite al juez De la Mata por ser el primero en abrir una investigación a uno de los Pujol, tal y como ha solicitado la Fiscalía Anticorrupción. Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga desde hace casi un año los negocios irregulares de Oleguer Pujol (el hijo menor del expresidente catalán), abrió hace un mes una pieza secreta para ampliar su investigación a tres de sus hermanos -Jordi, Josep y Pere- a los que atribuye delitos de tráfico de influencias y falsedad documental por unos pagos sospechosos que les hizo el empresario José Manuel Sola. Otro de los hijos del matrimonio, Oriol Pujol, el único que se dedicó a la política, permanece también imputado por un juzgado de Barcelona por los delitos de cohecho y tráfico de influencias en el llamado "caso ITV", que provocó su dimisión como número dos de CDC.