También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ESPAÑA | Desde chocolate hasta artículos de lujo

Los gastos más llamativos de las 'tarjetas B' de Caja Madrid

Si hacemos caso a Chesterton, que decía aquello de que el ahorro era poético y el derroche destructor, podría asegurarse que el ex director general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, sería algo así como el Atila de las tarjetas B de Caja Madrid.

Donde pisó Barcoj, medalla de oro en cuanto a los mayores cargos individuales y oro también en el montante total, no volvió a crecer la hierba: gastó más de 90.000 euros en varias vacaciones y no escatimó en artículos de lujo. Miguel Blesa también viajó mucho, retiró dinero en efectivo, compró vino y bebidas de alta graduación y gastó en hoteles, restaurantes y discotecas por 436.700 euros. Uno de los más creativos a la hora de gastar fue Arturo Fernández que autofacturó 9.400 euros en sus propios establecimientos. A Virgilio Zapatero, que gastó 36.000 euros, le gustaba el chocolate, y a Carmen Cafranga, ex presidenta de la Fundación que gastó 175.091, le gustaba el restaurante El Balcón porque solo allí gastó 20.260 euros, y la ropa: 14.889 euros en la Berlín Boutique. José Antonio Moral Santín, confundador de Izquierda Unida, fue al grano: 360.000 euros retirados directamente del cajero. Rodolfo Benito, 14.000 euros en una boutique; Gerardo Díaz Ferrán, 76.300 en restaurantes del Grupo Cantoblanco; Pablo Abejas, 7865 en ropa de la marca Hackett; Enedina Alvarez, mucha peluquería; Estanislao Rodríguez Ponga, bricolaje y videoclubs; José María Buenaventura, cines, comida rápida y electrodomesticos y el Parque Warner. La lista es interminable, pero ojo a este gasto de uno de los gastos de Blesa: en 7 años, 47 euros en libros. Ya lo decía Mao: “leer demasiado es peligroso”.

Lo más visto