También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Ocio

Los festivales son para el verano

Cataluña, Levante y País Vasco son los grandes epicentros festivaleros de nuestro país. Para este verano se esperan, al menos, 7 nuevos certámenes
Concierto.
Concierto.

Llega el verano y nuestro país se convierte en un hervidero de festivales a lo largo y ancho de su geografía. Festivales de música rock, reagge, pop, indie; escenarios en la playa, en la sierra; planes para adolescentes, para jóvenes y para aquellos que piensan que la música no tiene edad.

En 2015, la cifra final del número de asistentes totales a los 50 festivales de música más grandes de España,  superó los 3 millones de espectadores.

El más multitudinario fue el Arenal Sound de Burriana (Castellón) que contó con 260.000 asistentes en 2015. Este año, los afortunados que ya tienen su entrada, pueden disfrutar en los primeros días de agosto de Two Door Cinema Club, Crystal Fighters o Izal, entre otros.



Tras éste, el Rototom Sunsplash de Benicássim (Castellón), que se celebra a mediados de agosto, el año pasado congregó a 250.000 fieles; mientras que el Viñarock de Villarrobledo, que tiene lugar en abril, contó con 200.000 forofos del rock.

Le siguen de cerca el Primavera Sound, celebrado a principios de junio en Barcelona, con 175.000 espectadores y cuyos asistentes este año han podido disfrutar de cabezas de cartel como Suede o Radiohead.





El impacto del Primavera Sound en la economía catalana en 2015 se estima en más de 94 millones de euros, sin duda uno de los eventos de mayor contribución a las arcas de la ciudad.

Continuando con esta lista de afluencia a festivales en nuestro país durante 2015; AlRumbo Festival congregó el pasado julio en Cádiz a 150.000 personas. Puede que este año los 'Pixies' consigan superar los 120.000 asistentes que disfrutaron el año pasado del Bilbao BBK Live, que tiene lugar a principios de julio.





A estos le siguen por orden de afluencia; el Sónar de Barcelona con 120.000, FIB en Benicássim con 115.000, SOS 4.8 de Murcia con 75.000 y Low en Benidorm al que el año pasado asistieron 70.000 personas.
 

Según Ticketea, la empresa de venta de entradas on line, el 54% de la audiencia a festivales eran mujeres (especialmente menores de 29 años), mientras que por edades, son mayoritarios los asistentes entre 16-29 años.

El presupuesto de un gran festival de música puede oscilar entre los 7 y los 10 millones de dólares; y es que claro, según filtraba la web Lifeboxset, Bon Jovi, Bruce Springsteen o Taylor Swift se embolsan más de un millón de euros por actuación. Adele, Coldplay o Lady Gaga rondan los 750.000 dólares, mientras que las propuestas más asequibles y habituales en este tipo de festivales como Vampire Weekend, Arcade Fire o Muse cobran entre los 100.000-150.000 dólares.