También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
POLÉMICA | Siete establecimientos en La Caleta y La Malagueta

Los empresarios de playa defienden la legalidad de los nuevos chiringuitos de Málaga

Los empresarios de playa defienden la legalidad de los nuevos chiringuitos de La Caleta y La Malagueta. Pretenden así zanjar la polémica suscitada por el diseño de estos restaurantes cuyo proyecto fue autorizado por las tres administraciones implicadas en el asunto: Ayuntamiento, Junta y Demarcación de Costas.

Los siete nuevos chiringuitos que se están construyendo en las playas de La Caleta y La Malagueta, aquí en la capital, son "legales". Lo defienden los empresarios de playa, que son los promotores de las obras, quienes las pagan -cada nuevo chiringuito requiere de una inversión de unos 400.000 euros- y que se han visto envueltos en una polémica entre administraciones por el rechazo al diseño de estos chiringuitos.Dicen que desde el principio están cumpliendo con todos los requisitos. Por ejemplo, están rebajando el exceso de altura de las chimeneas, concretamente 20 centímetros. Otra de las claves de esta polémica son las terrazas superiores de los restaurantes, que la Junta de Andalucía dice que no se pueden usar y que, por tanto, no tiene sentido que se instalen barandillas; los empresarios aclaran hoy que no las van a instalar. Y otra clave del asunto son los aseos, una construcción de hormigón de 30 metros cuadrados que inicialmente iba a estar separada del chiringuito, pero que la Junta dijo que se hiciera adherida, con el impacto visual que provoca. Sobre eso, no hay ninguna cuestión técnica que resolver, se trata simplemente de una cuestión de diseño.El alcalde, Francisco de la Torre, admite que el proyecto es "mejorable", pero cree que no hay motivo para la paralización de la obra, como exige hoy el Grupo Municipal Socialista. Además, según el regidor, se podría recurrir a una decoración con plantas trepadoras para mejorar la imagen exterior de los establecimientos.El Ayuntamiento de Málaga autorizó el diseño presentado por los empresarios, la Junta de Andalucía, aprobó la concesión, y en este asunto también ha tenido voz y voto la Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, cuando tenía las competencias en material del litoral. En 2010, Costas dio el visto bueno al proyecto presentado por los empresarios, que después se ha ido modificando cuando las competencias pasaron a manos de la Junta. En todo caso, el Jefe de Costas, Ángel González, duda que se pueda hablar de ilegalidad de estas construcciones.

Lo más visto