También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los deseos del candidato Sánchez

De manera recurrente, cada vez que el PSOE entra en una u otra campaña electoral sustituye las ideas políticas por los estereotipos de ideología anticlerical. Ahora le ha tocado el turno al aspirante a candidato a la Secretaría del partido, Pedro Sánchez, quien ha vuelto con la cantinela de la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede y la  necesidad de revisar los supuestos privilegios de la Iglesia Católica. No hay nada nuevo ni en la letra ni en la música. Al contrario, todo huele a conocida naftalina. Ni la Iglesia católica tiene privilegio fiscal alguno ni existe un Concordato preconstitucional en vigor, ni la sociedad española tiene necesidad de una nueva ley de libertad religiosa, y menos aún si es precisamente para cercenar parte de las libertades existentes. Pero más allá de lo estrambótica y repetitiva que pueda parecer la propuesta, cabe superar la anécdota y preguntarnos legítimamente qué es lo que le está sucediendo al PSOE. ¿Por qué esta alarmante falta de ideas? ¿Por qué esta maniobra permanente de distracción sobre los verdaderos problemas que afectan a los españoles y de los que ellos son, también en parte, responsables? No es una buena noticia que se atisbe tan escaso nivel en el PSOE futuro. Nadie sale ganando. Porque con un PSOE en esta línea pierde el propio partido, pero a la postre salimos perdiendo también todos los españoles.

Lo más visto